Tipos de anestesia en las cirugías

0
131

Sea el tipo de cirugía que sea, siempre será necesario aplicar anestesia. Pues se trata del primer paso al iniciar una cirugía. Es por eso, que en este artículo queremos entregar información sobre las técnicas de sedación, ya que hay mucho desconocimiento del tema y en muchos casos miedos en torno a la anestesia.

Los especialistas sugieren que siempre hay que informarse y aclarar todas las dudas frente al procedimiento estético o plástico que se realizará, de igual manera, es fundamental que conozcan los tipos de anestesia que existen para dicho procedimiento, permitiendo una valoración objetiva acerca de la cirugía estética.

Es gracias a la anestesia durante una intervención quirúrgica que el paciente puede estar profundamente dormido, sin sentir dolor y manteniéndose relajado.

Hoy en día existen diversos procedimientos estéticos y de cirugía plástica, que permiten mejorar la estética del rostro y cuerpo, incluso de la zona íntima. Sin embargo, por más atractivos que parezcan los resultados que promete cada una de las cirugías, hay personas que se inclinan por aquellos tratamientos que no requieren de anestesia, o bien, que no son invasivos.

No obstante, cuando es necesaria la anestesia en el tratamiento, hay algunos pacientes que presentan sentimientos como el miedo y temor, es por esto que se aconseja tener respeto frente al tema y asegurar que es un procedimiento seguro que no conlleva ningún riesgo. Los temores surgen porque debido a la anestesia, particularmente la anestesia general, se pierde la voluntad sobre el cuerpo o sobre alguna parte en específico en el caso de la anestesia local. Para la mayoría de las personas esto resulta realmente agotador.

¿Por qué existe tal desconfianza?

Lo que lleva a desconfiar de la anestesia son sus causas y efectos. A fin de reducir cualquier reacción negativa y disminuir el temor de la anestesia, es importante acudir con profesionales. Incluso, existen especialistas en anestesia en cualquier tipo de intervención.

Estos especialistas son quienes asisten al paciente desde el preoperatorio y exponen cuáles son los posibles efectos o reacciones ante la anestesia para que así el paciente tenga noción a lo que podría enfrentarse y disminuya sus miedos. La anestesia garantiza la hipnosis, vale decir, que el paciente se encuentre dormido durante el procedimiento, que no recuerde de lo que ocurrió y que tampoco sienta dolor.

Aspectos fundamentales frente a la anestesia:

  • Es importante que durante la intervención el anestesiólogo se asegure de mantener controlada la frecuencia cardíaca, la respiración, la temperatura, reposición de líquidos y sales minerales.
  • Ambos especialistas, el cirujano estético y el anestesista, deben trabajar en conjunto para hacer menos traumática la intervención.
  • Es importante que los dos médicos, antes de realizar el procedimiento quirúrgico, hagan pruebas y diagnósticos que le permitan saber las condiciones de salud del paciente. Pruebas como electrocardiograma.

¿Cuáles son los riesgos de una anestesia?

Los riesgos son mínimos, en especial cuando se acude con especialistas profesionales. Sin embargo, la mayor complicación existente en la anestesia general, es que los pacientes sanos aspiren contenido gástrico, lo cual puede provocar una complicación pulmonar grave.

Con el objetivo de disminuir los riesgos, el especialista sugiere al paciente no ingerir alimentos ni líquidos ocho horas antes de la intervención quirúrgica.

  • Existen diferentes tipos de anestesia dentro del mundo de la cirugía estética, los más importantes son:
  • Anestesia general: es la que se le conoce como sedación total. El paciente queda completamente inconsciente durante todo el procedimiento quirúrgico. Este tipo de anestesia provoca relajación muscular completa. Se caracteriza porque el paciente al despertar no recuerda nada de lo ocurrido. Existen dos maneras para aplicar este tipo de anestesia, la inhalatoria e intravenosa.
    La inhalatoria respiratoria, es cuándo el paciente inhala gases anestésicos y se encuentran sedados hasta que estos se retiran.
    La intravenosa, acá los gases anestésicos se inyectan por vía venosa, en este sentido, la recuperación es más rápida.
  • Anestesia local: se distingue por ser aplicada únicamente en la zona a tratar y su aplicación es mediante inyección. Usualmente se utiliza en aquella cirugías pequeñas, donde la área a trabajar es de un tamaño mínimo. A diferencia de la anestesia general, la local se puede administrar por el cirujano estético y no por el anestesista.
    Anestesia local controlada: esta anestesia requiere de sedantes y oxígeno conocido también como la sedación, su uso es para cirugías pequeñas.
    Anestesia regional: es una anestesia donde el paciente se encuentra consciente durante la intervención. Sin embargo, se aplica únicamente las áreas corporales que se van a tratar. Cabe decir que se requiere de sedación y oxígeno.
    Anestesia epidural: esta anestesia se caracteriza por evitar sensibilidad de la cintura para arriba o para abajo.
    Anestesia raquídea: Es llamada así pues se aplica en el sistema de circulación del conocido líquido encéfalo raquídeo. Su efecto es de cintura para abajo, muy similar a la epidural, pero de actuación más rápida. Este tipo de anestesia lo podemos encontrar en los labores de parto.

¿Qué anestesia es conveniente utilizar?

Tal como existen varios tipos de anestesia, su uso dependerá de las condiciones que presente el paciente y el tipo intervención a realizar. También, es muy importante que el especialista evalué si está frente a un paciente nervioso, tranquilo, angustiado antes de aplicar la que le corresponde.

La anestesia en fines estéticos:

Es en la cirugía de mama, rinoplastia o grandes liposucciones, donde más se utiliza y recomienda el uso de anestesia general. En el caso de la cirugía de abdomen es común utilizar la anestesia general y la epidural.

En el caso de las cirugías de mínima invasión como la liposucción, blefaroplastia, lifting facialu otros similares, es recomendable la sedación local.

Consejos y cuidados:

Los consejos que se deben seguir son únicamente y exclusivamente los que prescriba el cirujano, tanto estético como el anestesista, que en su mayoría suelen ser:

  • Guardar reposo antes de la intervención.
  • No fumar y evitar bebidas alcohólicas, Ya que estas aumentan la sensibilidad en la garganta.
  • No beber y comer horas previas a la cirugía.
  • Tras realizada la intervención, se recomienda al paciente no obsesionarse con el dolor, ya que puede hacer una sanación dolorosa.
  • Confiar en los profesionales y pensar positivamente respecto a su cirugía, es así como conseguirá buenos resultados.Antes de concluir, debemos destacar la importancia y ayuda que tiene la anestesia, al punto de ser una de las causantes de la salvación de muchas vidas, por lo tanto, no hay que temer a esta técnica, que además, es segura y controlada si se realiza por los especialistas del tema.

Fuente: clinicasesteticas.cl

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.