5 Principales causas de resequedad en el pene y qué hacer

0
20

La resequedad en el pene se refiere a cuando el glande no presenta lubricación y, por esta razón, presenta un aspecto reseco. No obstante, en estos casos es posible que el prepucio, que es la piel que recubre el glande, también pueda presentar un aspecto reseco y con pequeñas grietas.

Aunque en la mayoría de las veces no tenga un gran significado, siendo únicamente un signo de una reacción alérgica temporal; en otras podría ser un signo de un problema más grave, como una infección o un problema crónico en la piel.

De esta forma, si el resecamiento produce incomodidad constante o si se demora más de 1 semana en mejorar, es recomendado consultar al médico de familia o al urólogo para identificar la causa y, de esta forma, iniciar el tratamiento más idóneo; el cual puede implicar el uso de pomadas, antifúngicos o quizás la adopción de ciertos cuidados diarios.

1. Uso de ciertos jabones

El uso de ciertos jabones en la región íntima puede desencadenar el resecamiento de la piel, pues esta es un área muy sensible que fácilmente puede ser agredida por los químicos presentes en muchos jabones. Cuando esto ocurre, surge una ligera inflamación de la piel que, aunque no sea directamente visible al ojo, puede causar resequedad del glande e incluso del prepucio.

Qué hacer: muchas veces la higiene íntima puede ser realizada solamente con el uso de agua, sin embargo, en caso de que sea necesario usar un jabón, se aconseja que sea uno propio para la región íntima o que sea indicado para pieles sensibles.

2. Actividad sexual prolongada

Una actividad sexual muy prolongada, sea por masturbación o relación sexual, puede causar que la lubricación natural producida por el pene no sea suficiente y, en estos casos, puede ocasionar el surgimiento de resequedad. Aunque no sea muy prolongada, la actividad sexual muy frecuente también puede promover el mismo problema.

Qué hacer: lo ideal es utilizar un lubricante durante las relaciones sexuales, especialmente si no se utiliza preservativo. Las mejores opciones son los lubricantes a base de agua, puesto que existen menores probabilidades de causar alergias y poseen menos químicos que puedan dañar la piel.

3. Alergia en el pene

La presencia de una reacción alérgica en el pene es relativamente común, puesto que puede tener varias causas. Algunas de las más frecuentes incluyen: el uso de ropa íntima sintética y muy apretada, uso de ciertos productos químicos (parabenos o glicerina), así como el uso de preservativos de látex.

En estos casos, además del resecamiento del pene, también pueden aparecer otros signos como enrojecimiento, hinchazón o comezón en la zona, por ejemplo. Conozca qué otros factores pueden ocasionar comezón en el pene.

Qué hacer: para intentar disminuir las posibilidades de desarrollar una reacción alérgica, se debe tener preferencia por la ropa íntima fabricada con materiales naturales, como el algodón, y también evitar la ropa muy apretada. Asimismo, en caso de que sea necesario usar algún producto en esa área, se aconseja que se utilicen productos propios, es decir, con pocos químicos o, de preferencia, biológicos. En el caso de sufrir de una alergia ya conocida, como alergia al látex, se debe evitar el uso de productos hechos con ese material, como es el caso de la mayor parte de los preservativos.

4. Infección en el pene

Las infecciones en el pene, normalmente, ocurren por el crecimiento excesivo de bacterias u hongos, lo que puede ocurrir por mala higiene de la zona, pero también puede surgir después de una alergia o por transmisión de una enfermedad sexual, como clamidia o gonorrea, por ejemplo. Vea cuáles son las infecciones genitales más comunes y cómo identificarlas.

Así como la alergia, la infección casi siempre viene acompañada de otros síntomas como enrojecimiento, hinchazón, comezón, descamación, dolor al orinar e incluso salida de pus por la uretra.

Qué hacer: siempre que exista la sospecha de una infección, especialmente por el dolor al orinar o salida de pus, es muy importante consultar al médico de familia o al urólogo, para identificar el tipo de infección e iniciar el debido tratamiento, el cual puede incluir el uso de antibióticos o antifúngicos, tanto en forma de pomada como de comprimido.

5. Problemas de la piel

Aunque no sea tan común, algunos problemas de la piel también podrían originar resequedad en el pene. Algunos de los problemas dermatológicos más frecuentes que pueden ocasionar este síntoma incluyen: eccema o psoriasis, por ejemplo. Sin embargo, por lo general, estas enfermedades afectan más otras zonas de la piel y, por esta causa, son fácilmente identificables cuando aparecen en otras regiones.

Normalmente, estas situaciones son más comunes en hombres de piel sensible que sufren de alergias o presenten antecedentes familiares de problemas de piel. Conozca cuáles son los síntomas más comunes del eczema.

Qué hacer: se debe consultar a un urólogo en caso de que exista sospecha de un problema de piel para, de esta forma, iniciar el tratamiento más adecuado.

tuasaude.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.