Reconstrucción de cicatrices

0
1

Existen diversos procedimientos que consiguen minimizar la visibilidad de una cicatriz, pero hay que tener en cuenta que en algunos pacientes, una parte de las secuelas cicatriciales probablemente persistirá permanentemente.

Las cicatrices que se orientan en el mismo sentido que las líneas de mínima tensión de la piel, tienden a tener buena calidad estética. Mediante técnicas quirúrgicas específicas, aprovechamos esta característica de la piel para minimizar las cicatrices.

¿Cuándo se realiza?

Para plantearse la corrección de una cicatriz, se debe esperar a que haya finalizado el proceso de maduración de las cicatrices, que suele ser entre 6 meses y 2 años.

Con el paso del tiempo todas las cicatrices mejoran y reducen su visibilidad, por lo que algunas no requerirán corrección quirúrgica.

¿Cómo se realiza?

Existen diversos procedimientos para corregir cicatrices. El más sencillo es la escisión simple. Consiste en resecar toda la cicatriz y suturar cuidadosamente, en uno o más planos, los bordes de la herida. La mayoría de cicatrices pueden mejorar con esta técnica.

En casos más complejos se debe cambiar la dirección de la cicatriz (Z-Plastias), realizar injertos de piel obtenida de zonas del cuerpo menos visibles o crear piel nueva mediante la expansión cutánea para reemplazar el tejido cicatricial.

Las cicatrices extensas o complejas pueden requerir varios tiempos quirúrgicos.

¿Qué riesgos implica?

Muchos de estos procedimientos pueden realizarse con anestesia local. Cuando la zona a tratar es considerable se requerirá anestesia general con ingreso hospitalario.

Una cicatriz mínima se podrá corregir en un tiempo de media hora aproximadamente, pero a medida que aumenta la complejidad, el tiempo operatorio se hace también más prolongado, pudiendo llegar a ser de varias horas.

Las principales complicaciones incluyen infecciones, sangrado, complicaciones asociadas con la anestesia, o recidiva de la cicatriz en forma de cicatriz queloide. Algunos pacientes tienen tendencia a realizar cicatrices patológicas llamadas hipertróficas o queloides. Estas cicatrices son extensas y de coloración rojiza, y crecen más allá de los límites de la incisión o herida.

¿Qué precauciones hay que tomar después del procedimiento?

Después de haberse practicado la cirugía en ocasiones se necesita un vendaje especial durante unos días. Sin embargo, en la mayoría de los casos se podrá realizar la ducha habitual al día siguiente y curar la cicatriz con una pomada específica. Las suturas se retiran entre los 10-15 días.

El resultado final de la corrección de la cicatriz se podrá observar a los 6-12 meses postoperatorios.

Las patologías relacionadas con este procedimiento son:

Las cicatrices pueden ser producidas por diversos procesos patológicos (acné, varicela, ulceras cutáneas), accidentes, traumatismos (con o sin pérdida de tejidos), quemaduras o bien intervenciones quirúrgicas previas.

dermik.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.