¿Qué es una valvulopatía?

0
146

Infecciones, traumatismos y envejecimiento. Las válvulas del corazón pueden dañarse y ocasionar esta dolencia. Una prueba sencilla puede detectar las causas y prevenirla.

¿Qué es una valvulopatía?

Las valvulopatías son las enfermedades propias de las válvulas del corazón. La función de las válvulas del corazón es abrirse y cerrarse correctamente durante el ciclo cardiaco. Esto permite el paso de la sangre de una cavidad a otra y que pueda avanzar sin retroceder.

Las válvulas pueden estropearse por infecciones, por traumatismos, por envejecimiento, etc. Hace años la causa fundamental era la fiebre reumática, una enfermedad infrecuente ahora en los países desarrollados.

En la actualidad, como consecuencia del aumento de la esperanza de vida, han aparecido otras formas de valvulopatía. La más frecuente es la valvulopatía degenerativa en pacientes ancianos, que consiste en el envejecimiento, endurecimiento y calcificación de las válvulas, lo que limita su movilidad y afecta a su funcionamiento. Hay que tener en cuenta que las válvulas se abren y se cierran unas 60 veces por minuto, así que una persona de 70 años habrá realizado ese movimiento… ¡más de 2.000 millones de veces!

El diagnóstico más exacto de todas las valvulopatías se hace por ecocardiograma, una técnica de imagen que puede valorar exactamente qué válvula está enferma, cuál es la causa y la gravedad de la afectación.

Las cuatro válvulas del corazón que pueden tener enfermedades son:

Válvula mitral: separa la aurícula izquierda del ventrículo izquierdo
Válvula aórtica: separa el ventrículo izquierdo de la arteria aorta
Válvula pulmonar: separa el ventrículo derecho de la arteria pulmonar
Válvula tricúspide: separa la aurícula derecha del ventrículo derecho

Gradación de la severidad de la valvulopatía

La gravedad o severidad de las valvulopatías se clasifican en 3 grupos:

Ligera: afectación mínima que no requiere nunca tratamiento y solo un seguimiento.
Moderada: que requiere un seguimiento más estrecho y en algunas ocasiones requiere tratamiento.
Severa: que requerirá tratamiento quirúrgico siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos asociados.

Fuente: fundaciondelcorazon.com

Artículo anteriorLa braquioplastia elimina las ‘alas de murciélago’
Artículo siguienteAumento de glúteos con grasa autóloga
Erick Hornez Fernández

CARDIOLOGÍA CLINICA E INTERVENCIONISTA.

DATOS DE CONTACTO:

Centro Médico Santa Cruz
Calle Perú Nro 53 Piso 4
Telf: (591)3 3322685 – (591) 78001722
Web Site: www.drhornez.com
Medired: www.medired.com.bo/erick-hornez
Santa Cruz, Bolivia

ÁREAS DE TRABAJO:

Cardiología clínica e intervencionista
Infarto
Ateroesclerosis
Hipertensión
Insuficiencia cardiaca
Dislipidemia
Angioplastía

BIOGRAFÍA

Egresado de la Universidad Mayor de San Simón en Cochabamba, Bolivia. Residencia en Cardiología Clínica en Instituto Dante Pazzanese de Cardiología de San Pablo, Brasil (1993-1995). Subespecialidad en Cardiología Intervencionista y Hemodinamia en Hospital de Beneficencia Portuguesa – Equipo de Siguemituso Arie de San Pablo, Brasil (1995-1997). Especialista en Cardiología por el Colegio Médico de Bolivia. Miembro titular de la Sociedad Boliviana de Cardiología. Miembro pleno de la Sociedad Latinoamericana de Cardiología Intervencionista (SOLACI). Jefe de la Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista en Hospital Santa Cruz de la Caja Petrolera de Salud. Cardiólogo Intervencionista de la Clínica Incor. Docente Responsable del Post grado en Cardiología Clínica en Hospital Santa Cruz de la CPS.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.