El innovador tratamiento con láser e implante para superar la obesidad sin necesidad de cirugía

0
31
  • El sistema actúa sobre la producción de grelina, la hormona que regula el hambre y la saciedad.
  • Alertan de que el uso de la malla lingual para adelgazar no cumple las normas sanitarias en España.
  • El tipo de cáncer de colon que es un riesgo para los fumadores incluso 20 años después de dejar de fumar

En los casos de obesidad en los que por gravedad o por etiología los ajustes nutricionales o en el ejercicio físico no son suficientes como para superar la condición, se hace necesario recurrir a procedimientos que pueden resultar algo más invasivos o peligrosos.

Actualmente, las soluciones más habituales en estos casos son la cirugía y la colocación de cierto tipo de implantes como el globo gástrico. Todos ellos, no obstante, tienen un cierto grado de afectación y complicaciones que los hacen incómodos o incluso peligrosos para el paciente.

Actuar sobre la producción de grelina

En la búsqueda de un sistema menos invasivo, un equipo de investigadores de varias instituciones académicas coreanas ha diseñado un innovador dispositivo, similar a un stent, que es capaz de inducir saciedad mediante un curioso mecanismo que emplea luz láser.

Según describen en la revista especializada ACS Applied Materials & Interfaces la técnica en cuestión, hasta ahora llevada a cabo en cerdos de laboratorio, consiste en la colocación a través de la boca de un implante en forma de stent (malla) en la parte superior del estómago, lo que se realiza de manera sencilla con anestesia local.

De hecho, como tal la idea no es nueva (se conoce con el nombre de ISD). Lo que distingue este reporte de experiencias previas es el empleo de una sustancia química, el azul de metileno (aprobada para el uso clínico en muchos países) que, al recibir luz de láser, emite oxígeno singlete, una forma de oxígeno capaz de matar ciertos tipos de células.

Con ello, se persigue acabar con las células productoras de grelina (situadas en la parte interior superior del estómago), una hormona gástrica que regula el hambre y la saciedad.

El tratamiento conseguía reducir a la mitad los niveles de grelina de los modelos, lo que detenía el aumento de peso considerablemente. De esta manera, con algunos ajustes, el dispositivo podría constituir un tratamiento eficaz para instancias de obesidad resistentes a otras intervenciones

https://www.20minutos.es/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.