Auge de la cirugía plástica en jóvenes

0
383

Lucir una imagen armoniosa, que agrade a los sentidos y acapare miradas es lo que busca la mayoría, y los jóvenes no están excluidos de este grupo.

En los últimos tiempos ellos han ido buscando del recurso de la cirugía estética, siendo las más demandadas la rinoplastia o cirugía para corregir la nariz, la liposucción (remover grasa de ciertas áreas del cuerpo) y colocación de esta grasita en las pompas y el aumento o reducción de senos. Las cirugías estéticas en este grupo de edad deben considerarse solo cuando la persona haya alcanzado la madurez necesaria tanto física (desarrollo completo de sus mamas, nariz) como emocional. La mayoría de cirujanos plásticos y psicólogos concuerda en que se puede realizar una cirugía estética en un menor de 18 siempre que sean agotadas las evaluaciones de lugar. El padre o tutor debe siempre acompañar al joven a su consulta, cirugía y postquirúrgico, pues es el responsable legal de las decisiones tomadas por este.

Entre las ventajas de las cirugías estéticas en adolescentes, tenemos que estas mejoran considerablemente la autoestima y la forma en que estos se proyectan ante el mundo, pudiendo convertirlos de una persona introvertida a una totalmente extrovertida. Uno de los procedimientos que influyen más en el bienestar del joven con un cambio drástico en su actitud es el de corrección de asimetría mamaria muy marcada; las chicas pasan de ser jóvenes a las que no les gusta ponerse traje de baño y ciertas vestimentas por temor a burlas y rechazos, a estar felices y cómodas con su figura.

Por supuesto, en todo existen desventajas que hay que tener claras. Entre estas podemos mencionar que los resultados no duran toda una vida. Hay que tomar conciencia de qué hábitos negativos los llevaron a este punto y modificarlos. En el caso de implantes mamarios probablemente deba cambiarlos al cabo de unos 10 años. Las complicaciones pueden presentarse y son un riesgo para el cual hay que estar preparado y saber enfrentarlo. En las mujeres, además, debemos pensar en el embarazo, que produce cambios impredecibles en nuestro cuerpo y que puede hacer que se pierdan los resultados de la cirugía.

Una cirugía es una decisión de vida. Es importante, tanto para el adolescente como para sus padres, buscar un cirujano plástico acreditado y una institución que les ofrezca seguridad.

Fuente: listindiario.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.