Cirugía de manga gástrica

0
19

A veces, los médicos recomiendan una operación para perder peso (también conocida como cirugía bariátrica) a adolescentes con mucho sobrepeso que han intentado perder peso con dietas normales y programas de ejercicio físico pero no lo han conseguido.

Existen varios tipos distintos de operaciones para perder peso. Una de ellas es la cirugía de manga gástrica, también conocida como gastrectomía en manga.

¿Qué es la cirugía de manga gástrica?

En esta operación, un cirujano extrae parte del estómago y construye un tubo estrecho o “manga” con el resto. El nuevo estómago en forma de plátano es mucho más pequeño que el estómago original. Al reducir el tamaño del estómago se reduce la cantidad de hormonas encargadas de controlar el apetito y la insulina. Por lo tanto, después de la operación, disminuirá el apetito de la persona y mejorará su resistencia a la insulina.

La persona comerá menos cantidad de alimentos, se sentirá más satisfecha que antes y tendrá menos hambre. El procedimiento de la manga gástrica es irreversible.

¿A quiénes se les hace la cirugía de manga gástrica?

Esta operación puede ayudar a personas con mucho sobrepeso y con problemas de salud graves provocados por el exceso de peso. Pero no es una operación que se limite a arreglar el estómago para luego olvidarse del tema.

Para que una persona pueda ser considerada como una candidata para esta operación, se debe comprometer a cambiar sus hábitos de alimentación y de ejercicio físico a largo plazo. No todas las personas que querrían operarse se consideran buenas candidatas para someterse a esta operación.

Los médicos consideran muchas cosas a la hora de decidir si una operación para perder peso es una opción adecuada para un adolescente. Entre esas cosas, se incluye si el adolescente:

  • está lo bastante sano como para someterse a esa operación
  • tiene un alto índice de masa corporal (IMC) (de 40 o más) con problemas médicos de gravedad causados por el exceso de peso, como la diabetes, enfermedades cardíacas o hepáticas, apnea del sueño, o pesa 100 libras (45 Kg) o más que su peso ideal.
  • ha demostrado ser capaz de seguir una dieta saludable y de hacer ejercicio físico con regularidad
    cuenta con miembros de su familia que le darán apoyo emocional y práctico (como llevarlo a las visitas médicas o comprarle alimentos saludables)
  • Si te preocupa tu peso o crees que una cirugía para perder peso te podría ir bien, habla con tu médico.

¿Qué ocurre antes de la operación?

Estar preparado para someterse a esta operación mayor es un proceso que implica meses de trabajo. Los pacientes necesitan demostrar que pueden hacer grandes cambios en sus hábitos de alimentación y de ejercicio físico antes de la operación.

El mejor lugar para que un adolescente se someta a esta operación es un hospital que disponga de un programa de cirugía bariátrica, cuyo equipo esté especializado en tratar a niños y adolescentes. Los miembros del equipo te explicarán qué supone la operación, te ayudarán a prepararte para ella y cuidarán de ti después de operarte.

Durante varios meses antes de la operación, trabajarás con el equipo médico para desarrollar las habilidades que necesitas para tener éxito. He aquí algunas de las personas que forman parte del equipo que ayuda a los adolescentes a prepararse para una cirugía de manga gástrica:

Médicos y cirujanos. Varios meses antes de la operación, te reunirás con un médico y un cirujano. Ellos te explicarán en qué consiste la operación, te explorarán y te hablarán sobre qué esperar antes y después de la operación. Es posible que también te informen sobre algunas de las cosas que podrían salir mal en la operación (las posibles “complicaciones”).

Psicólogos. La gente experimenta muchas emociones antes y después de la operación. Un psicólogo te puede ayudar a entender lo que sientes y a prepararte emocionalmente para la cirugía y los cambios posteriores. La mayoría de las personas se encuentran mejor consigo mismas después de someterse a una operación para perder peso. Pero algunas de ellas lo siguen pasando mal, sobre todo si están deprimidas o ansiosas.

El psicólogo te ayudará a desarrollar estrategias de afrontamiento mientras vas aprendiendo a cambiar tu relación con la comida. Te ayudará con cosas como las preocupaciones, el estrés o comer por causas emocionales. Es importante que sigas viendo a tu psicólogo después de la operación, sobre todo, si notas que las cosas te superan, estás triste o tienes otro tipo de preocupaciones emocionales.

Dietistas. Puesto que los pacientes suelen depender de sus padres y otros miembros de la familia para que les preparen y les compren la comida, un dietista les enseñará, a ti y a tu familia, las bases de cómo llevar una alimentación saludable, como comer alimentos nutritivos, seguir un horario de comidas regular y tomar raciones del tamaño adecuado.

La cirugía de manga gástrica reduce de forma permanente el tamaño del estómago. Tendrás que comer menos que antes. Tu dietista te explicará qué y en qué cantidad podrás comer después de la operación, tanto inmediatamente después de operarte como durante el resto de la vida.

Especialistas en ejercicio físico. Estos expertos ayudan a los pacientes a estar más activos. Trabajarán contigo para desarrollar un programa de ejercicio físico que te guste, con entrenamientos regulares. Hacer ejercicio físico durante los meses previos a la operación ayuda a los pacientes a estar en mejor forma física cuando se operan. También facilita su recuperación. Y, después de la operación, cuesta mucho menos volver a hacer ejercicio físico si este ya se ha convertido antes en un hábito. Muchos pacientes comprueban que el hecho de disponer de una rutina de ejercicio físico los ayuda a encontrarse mejor después de la operación, aunque deban avanzar lentamente. Habla con tu médico y con tu especialista en ejercicio físico para saber cómo ir recuperando gradualmente tu rutina de ejercicio físico.

¿Qué ocurre durante la cirugía de manga gástrica?

La cirugía de manga gástrica es una operación mayor. Los médicos te administrarán anestesia para que estés dormido durante toda la operación. Cuando estés completamente dormido, el cirujano te extraerá tres cuartas partes del estómago. Y te dejará con un estómago más pequeño en forma de plátano, que recibe el nombre de “manga gástrica”.

Después de la operación, lo más probable es que permanezcas en el hospital durante un par de noches para que los médicos y los enfermeros puedan supervisar tu recuperación. Te darán medicamentos para el dolor y las náuseas, te ayudarán a levantarte y a moverte por la habitación y se asegurarán de que puedes beber líquidos sin vomitar.

¿La cirugía de manga gástrica se asocia a algún riesgo?

Puesto que se trata de una operación mayor, la cirugía de manga gástrica se asocia a algunos riesgos, como los siguientes:

  • hemorragias
  • pérdida de contenido gástrico hacia el vientre, desde el lugar por donde el cirujano corta el estómago
  • reacción adversa a la anestesia
  • coágulos de sangre
  • infección
  • reflujo gastroesofágico
  • deficiencias de vitaminas y minerales
  • nueva ganancia de peso

¿Qué ocurre después de la cirugía de manga gástrica?

La gente se suele recuperar de esta operación en una semana. Pero tardará varias semanas en volver a comer con normalidad. La cirugía de manga gástrica reduce el tamaño del estómago de forma permanente. Durante el resto de tu vida, siempre tendrás que comer raciones más reducidas. También te llenarás más deprisa.

Para acostumbrarte a tener un estómago de menor tamaño, necesitarás seguir una dieta especial que empezará solo con líquidos. Tu dietista te dará un plan de alimentación que irá avanzando de forma gradual hasta los alimentos sólidos. Por ejemplo:

  • Durante las 2 a 3 primeras semanas posteriores a la operación, obtendrás toda tu nutrición de bebidas ricas en proteínas.
  • Durante las dos próximas semanas o así, comerás alimentos en forma de puré o papilla.
  • Por último, pasarás a ingerir alimentos blandos durante otro par de semanas antes de volver a ingerir alimentos ordinarios.
  • Puesto que no podrás comer tanta cantidad, los alimentos que elijas comer importan mucho. Tu dietista te ayudará a elaborar una dieta saludable y equilibrada para toda la vida que incluya fruta, verdura y proteínas.
  • Los tentempiés como los dulces y las patatas fritas tienen muchas calorías y no aportan la nutrición que necesitas; por lo tanto, trata de evitarlos. Tu dietista también te recomendará suplementos de vitaminas y minerales para que no te falten esos nutrientes fundamentales.

¿Qué más debería saber?

Estas son algunas de las cosas a las que deberás estar atento en las semanas y meses posteriores a la operación:

  • Si comes demasiada cantidad de alimentos o comes demasiado deprisa, es posible que vomites, tengas diarrea o reflujo ácido.
  • La comida se podría desplazar demasiado deprisa por tu sistema digestivo, causándote náuseas, retortijones y diarrea (los médicos lo llaman “síndrome de evacuación gástrica rápida”, “síndrome postgastrectomía” o “síndrome de dumping”).
  • Si no te alimentas de forma saludable y no tomas los suplementos diarios de vitaminas y minerales, no tendrás una cantidad suficiente de unas vitaminas y unos minerales necesarios e importantes, como el hierro, la vitamina B12 y la vitamina D.
  • Después de perder mucho peso, puedes tener la piel suelta o floja (colgajos de piel).
  • Si sientes mucho dolor o hinchazón de vientre o vomitas mucho, llama a tu médico de inmediato. Podría indicar un problema que requiere cuidados médicos.

De cara al futuro

Cuando una persona se somete a una cirugía de manga gástrica, está haciendo un cambio enorme en la forma en que su cuerpo se relaciona con la comida. Puedes tardar un tiempo en habituarte a la nueva normalidad de tu cuerpo. Aparte de llevar una dieta adecuada, el ejercicio físico es una parte fundamental de estar sano y de mantener la pérdida de peso después de la operación.

La gente que sigue la dieta recomendada y su programa de ejercicio físico suele perder mucho peso en los meses posteriores a la operación. Después, el peso se empieza a estabilizar.

Tu equipo de especialistas seguirá viéndote durante varios meses después de la operación para supervisar tu dieta y tu salud, y para ayudarte a seguir bien el tratamiento. Es muy importante que acudas a todas tus visitas de seguimiento para poder mantener un estilo de vida saludable y para que tu equipo bariátrico pueda detectar cualquier posible problema que pudieras desarrollar.

kidshealth.org

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.