El consumo habitual de bebidas energéticas puede contribuir a la obesidad y una peor salud oral

0
46

Las bebidas energéticas son cada vez más consumidas por los más jóvenes, llegando con frecuencia a su exceso y por lo tanto, a conocer sus consecuencias en el cuerpo humano. Más allá del efecto de estas bebidas a corto plazo, un reciente estudio realizado en Reino Unido evaluó el consumo de su impacto a largo plazo llegando a la conclusión de que las bebidas energéticas pueden contribuir a la obesidad y una peor salud oral.

Azúcar, acidez y mucha cafeína contra la salud

Con el fin de conocer el impacto de las bebidas energéticas sobre la salud oral y sobre el desarrollo de obesidad, se evaluó el ph de las bebidas, el contenido en cafeína y la proporción de azúcar así como de otros componentes (nutritivos o no) de los productos evaluados.

Tras el análisis, la investigación concluyó que todas las bebidas energéticas evaluadas tienen un ph por debajo del valor crítico (5,5) asociado con la erosión dental. Además, son bebidas ricas en azúcar en su mayoría y aportan cafeína, otros compuestos ácidos y demás componentes que en nada contribuyen a la salud oral sino todo lo contrario.

Asimismo, son bebidas ricas en sodio y junto al azúcar y sus calorías que no sacian pueden contribuir a la obesidad si se consumen de forma habitual

Las alternativas disponibles también son ricas en azúcar libre o añadido, excepto las alternativas “zero” o “low carb”, pero todas aportan sodio en apreciables cantidades y cafeína como se puede ver en la siguiente tabla:

Todo esto nos indica que las bebidas energéticas no son recomendables para un consumo habitual y que su exceso puede ser perjudicial tanto a corto plazo como a largo plazo, pudiendo dañar la salud oral y también predisponer a la obesidad si escogemos sobre todo, opciones azucaradas.

vitonica.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.