Todo lo que necesitas saber sobre el Peeling

0
145

¿Qué es un peeling?

El peeling es una técnica anti-edad, basada en la acción de ácidos para eliminar las capas superficiales de la epidermis. Este gesto estimula la regeneración de la piel y especialmente la producción de colágeno, una molécula que mantiene la firmeza.

Hay diferentes niveles de peeling dependiendo de la naturaleza de los ácidos utilizados y su concentración.

Los diferentes tipos de Peeling

Los peelings muy superficiales se realizan con productos con ácido glicólico de 20 a 35%. Es un ácido de frutas extraído de la caña de azúcar que elimina la parte superficial de la piel.
Los peelings superficiales están compuestos por productos de ácido glicólico de 50 a 70% o ácido tricloroacético (TCA), un derivado del ácido de vinagre, 12 a 20%. Este tipo de peeling elimina toda la epidermis.
Los peelings medios se hacen con productos con TCA 25-40%. Actúan en la dermis superior.
Los peelings profundos se hacen con fenoles, familia de moléculas químicas. Es un acto muy fuerte ​​que llega a la mitad de la dermis.

Tipos de peeling ¿Para quién y por qué?

El peeling ayuda a alisar la piel, reducir las líneas de expresión y las arrugas, eliminar las manchas, cicatrices y otras imperfecciones de la piel facial. Los efectos de esta técnica anti-edad son más o menos marcados: dependen del tipo de peeling elegido.

El peeling superficial

Este peeling actúa sobre la epidermis a la que elimina por completo o parcialmente según la concentración de los ácidos utilizados. Alisa la piel y elimina las anomalías de textura. En concreto, el peeling permite:

Atenuar las primeras líneas de expresión y las marcas poco profundas
Ilumina el tono, lo vuelve radiante
Eliminar algunos granos pequeños
Elimina la máscara del embarazo.

Este peeling se dirige a mujeres molestas por los primeros signos de envejecimiento cutáneo. Es el que se selecciona más frecuentemente.

Los peelings medios

La concentración de ácidos en los productos utilizados para un peeling medio permite una acción más profunda, hasta la dermis. Se alisan las arrugas más profundas, desaparecen las manchas resistentes de la piel (lentigos, hiperpigmentación) y algunas cicatrices superficiales.

Estos peelings se dirigen a las que han intentado los peelings superficiales sin obtener resultado, o que tienen arrugas más marcadas.

Los peelings profundos

Provocan una verdadera quemadura de la piel ya que alcanzan la mitad de la dermis. Están reservados para pieles muy marcadas por el sol y / o cicatrices y para los casos de envejecimiento cutáneo más avanzado (pieles mustias y flácidas, arrugas profundas). Así que mejor no recurrir a este peeling antes de los 45 años mínimo. Hay que saber que el riesgo de cicatrices en este acto tan fuerte es posible.

Tu dermatólogo o un médico estético es tu mejor guía en la elección del peeling adecuado para tí.

Los cuidados complementarios al peeling

Para obtener los mejores resultados del peeling, es recomendable evitar la exposición a los rayos ultravioleta de 2 a 4 semanas antes del peeling, y adelantarse con la aplicación de una crema calmante que contenga filtros UV unos días antes del tratamiento para ayudar a preparar la piel calmándola y reduciendo al mínimo el riesgo de hiperpigmentación.

La Sesión de Peeling

El número de sesiones varía en función del tipo de peeling elegido. Los peelings profundos, por ejemplo, son poco frecuentes y se proponen sólo una vez en la vida. Los peelings superficiales requieren entre 2 y 5 sesiones con un intervalo de 15 o 20 días. Se pueden hacer de una a dos veces al año.

Durante la sesión, el dermatólogo o médico estético limpia la piel y luego aplica una solución preparatoria antes de pasar el ácido con un pincel o algodón.

Cuidar la piel después del peeling

Después de una sesión de peeling, es esencial seguir las recomendaciones de tu médico estético, que incluirán la limpieza de tu piel con un producto suave y la aplicación de una crema cicatrizante dos a tres veces al día o más si sientes la necesidad, hasta que el periodo de descamación haya pasado. Una vez que tu piel esté reparada, puedes reanudar la aplicación de una crema anti-edad para aumentar los efectos del peeling.

En todos los casos, la protección solar es obligatoria entre 1 y 3 meses después de la sesión.

Tratamientos alternativos al peeling: la dermoabrasión y los tratamientos con láser

Tratamientos como la dermoabrasión y el tratamiento con láser son opciones si buscas resultados similares, pero con una técnica distinta.

La dermoabrasión

La dermoabrasión es una abrasión mecánica de la piel. El dermatólogo o médico estético utiliza una pequeña rueda o torno para eliminar mecánicamente las capas superficiales de la piel.

Esta técnica permite atenuar las líneas de expresión las arrugas, y también borrar las manchas y otras imperfecciones de la piel.

El médico estético determinará el número de sesiones y las zonas a tratar en función del estado de la piel y los resultados esperados.

Los tratamientos con láser facial

No hay uno, sino varios láseres. Todos tienen como meta eliminar o reducir las líneas de expresión, arrugas, manchas y otras imperfecciones.

Algunos funcionan en profundidad mientras que otros eliminan sólo las capas superficiales de la piel. Una vez más, tu dermatólogo o médico estético te aconsejará sobre el láser más adecuado.

roc.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.