¿Qué es la Hiperhidrosis?

0
26

Diagnóstico

Durante la consulta, el médico te preguntará acerca de tu historia clínica y los síntomas. Es posible que también te hagan una exploración física o pruebas para evaluar mejor la causa de la enfermedad.

Análisis de laboratorio

El médico puede recomendarte análisis de sangre, orina u otros análisis de laboratorio para determinar si la sudoración se produce a causa de otra enfermedad, como tiroides hiperactiva (hipertiroidismo) o nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia).

Pruebas de sudor

Existe una cantidad de pruebas disponibles para identificar las zonas de sudoración y estimar la gravedad de la enfermedad, como la prueba con yodo y almidón, la conductancia de la piel y la prueba de sudoración termorreguladora.

Tratamiento

Si existe una enfermedad preexistente que agrava el problema, se tratará primero esa enfermedad. Si no puede hallarse una causa definida, el tratamiento se centra en controlar la sudoración excesiva. En ocasiones, es posible que tengas que intentar con una combinación de tratamientos. Incluso si la sudoración mejora luego del tratamiento, podría volver a aparecer.

Medicamentos

Los medicamentos que se utilizan para tratar la hiperhidrosis comprenden los siguientes:

  • Antitranspirantes de venta con receta. El médico podría recetarte un antitranspirante con cloruro de aluminio (Drysol, Xerac Ac). Este producto puede irritar la piel y los ojos. Generalmente, se aplica en la piel afectada antes de dormir. Luego, te lavas el producto cuando te levantas, siempre teniendo cuidado de que no entre en contacto con los ojos. Si se te irrita la piel, puede ser útil una crema de hidrocortisona.
  • Cremas recetadas. Una crema recetada que contenga glicopirrolato podría ser de ayuda para la hiperhidrosis que afecta la cara y la cabeza.
  • Medicamentos para bloquear los nervios. Algunos medicamentos orales bloquean las sustancias químicas que permiten que determinados nervios se comuniquen entre sí. Esto puede reducir la sudoración en algunas personas. Los posibles efectos secundarios comprenden sequedad de boca, visión borrosa y problemas en la vejiga.
  • Antidepresivos. Algunos medicamentos que se utilizan para tratar la depresión también pueden disminuir la sudoración. Además, pueden ayudar a reducir la ansiedad que empeora la hiperhidrosis.
  • Inyecciones de toxina botulínica. El tratamiento con toxina botulínica (Bótox, Myobloc, otros) bloquea temporalmente los nervios que causan sudoración. Primero se enfriará o anestesiará la piel. Se necesitarán varias inyecciones para cada zona del cuerpo afectada. El efecto dura hasta 12 meses y, luego, se debe repetir el tratamiento. Este tratamiento puede ser doloroso, y algunas personas presentan debilidad muscular temporal en la zona tratada.

Cirugías y otros procedimientos

Otros tratamientos contra la hiperhidrosis comprenden los siguientes:

  • Terapia por microondas. En esta terapia, se utiliza un dispositivo que emite energía de microondas para destruir las glándulas sudoríparas. El tratamiento consiste en sesiones de 20 a 30 minutos cada tres meses. Los posibles efectos secundarios son un cambio en la sensibilidad de la piel y un poco de molestia. Es posible que esta terapia sea costosa y que no esté ampliamente disponible.
  • Extracción de las glándulas sudoríparas. Si solo tienes sudoración excesiva en las axilas, puede ser útil extraer las glándulas sudoríparas. Si no respondes a otros tratamientos, una opción también podría ser el legrado por aspiración, una técnica mínimamente invasiva.
  • Cirugía del nervio (simpatectomía). Durante este procedimiento, el cirujano corta, quema o pinza los nervios de la columna que controlan la sudoración en las manos. En algunos casos, este procedimiento provoca una sudoración excesiva en otras partes del cuerpo (sudoración compensatoria). Por lo general, la cirugía no es una opción para la sudoración aislada en la cabeza y el cuello. En una variante de este procedimiento, se interrumpen las señales nerviosas sin necesidad de extirpar el nervio simpático (simpatectomía).

mayoclinic.org

Artículo anteriorVirus del papiloma humano: una enfermedad silenciosa que puede prevenirse
Artículo siguienteMeningitis, una de las primeras causas de muerte por infección en niños y adolescentes

Eterno enamorado de la belleza, de padre Médico Pediatra y madre Arquitecta, decidí combinar mis cualidades genéticas y mi amor por lo bello y formarme como cirujano plástico, estético y reconstructivo, buscando el lugar adecuado para obtener mis conocimientos y experiencia para llegar a la excelencia.

Es por estas razones que realizo la subespecialidad en la prestigiosa Clínica Juri de Cirugía Plástica y Reconstructiva de Buenos Aires Argentina, bajo la tutela de Profesor Dr.: José Juri, aprovechando de este genio de la Cirugía Plástica no solo de su experiencia y consejos quirúrgicos, sino también de sus consejos de vida y su gran amor por el arte y la belleza y a quien siempre estaré agradecido por introducirme en este mundo del arte y la belleza.

En enero del 2008 vuelvo a Bolivia a la linda ciudad de La Paz con ganas y deseos de brindar todos mis conocimientos y experiencia a la población de La Paz y Bolivia, fundando una de las mejores Clinicas de Bolivia especializada en Belleza Natural, llamada CREAR BELLEZA NATURAL, que además de llevar un nombre artístico, en sus letras a manera de siglas significa: “CLINICA RIOS ARAMAYO DE CIRUGÍA PLÁSTICA, ESTÉTICA Y RECONSTRUCTIVA”,

Porque operarse con el Dr. Jorge Rios Aramayo?

Formado en Clínica Juri de Buenos Aires, Argentina
Una de las instituciones de capacitación más prestigiosas de América Latina.

Presidente de la Sociedad Paceña de Cirugia Plástica
Su participación como directivo de su sociedad garantiza la idoneidad de su formación y experiencia.

Instalaciones de Primer Nivel en Zona Confortable
El Centro de Cirugia Plástica CREAR cuenta con las mejores instalaciones y equipamiento para Cirugía Plástica

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.