Miastenia gravis y el embarazo

0
120

Tener un hijo es algo que desean muchas mujeres en este momento. No obstante, no todas lo van a poder conseguir de manera rápida y sin complicaciones. Hay algunas que, por unos u otros motivos, tendrán que hacerle frente a ciertos obstáculos para lograr el embarazo o para que este transcurra con normalidad. Entre esos se encuentra lo que se conoce como miastenia gravis (MG).

¿Qué es la miastenia gravis?

La miastenia gravis es un trastorno de tipo neuromuscular que afecta a los músculos que se encargan de nuestro movimiento, ya sean los de las piernas o los de los brazos, por ejemplo.

Síntomas de la mistenia gravis

Este tipo de trastorno se caracteriza por la debilidad muscular.

De la misma manera, es importante conocer que no se ha conseguido aún conocer qué causa concreta hay detrás de este trastorno. No obstante, parece ser que podría estar en relación a la glándula que responde al nombre de timo, que se encuentra situada debajo de lo que es el esternón.

Lo que sí se tiene claro acerca del mismo, que es crónico, es el conjunto de síntomas que lo identifican. Entre estos, que pueden ser leves o graves según cada paciente, destacan los siguientes:

  • La persona que lo padece tiene una clara fatiga y cansancio, a nivel muscular. Es decir, presenta debilidad en las extremidades fundamentalmente.
  • Pueden existir dificultades para tragar con normalidad e incluso para hablar.
  • Cabe la posibilidad de que el individuo sufra doble visión.
  • Puede manifestarse a través de lo que es una caída de los párpados.

Falta de aire, babeo de forma frecuente, debilidad de los músculos faciales, dificultad para levantarse o moverse por escaleras e incluso debilidad en el cuello son otros de los síntomas que se identifican con este trastorno.

¿Son compatibles la miastenia gravis y embarazo?

Como hemos mencionado, esta patología que nos ocupa, que no es ni hereditaria ni contagiosa, puede traer consigo dificultades para quedarse en estado. No obstante, eso no significa que las mujeres que lo sufren no puedan tener hijos, todo lo contrario.

Lo que sí es cierto es que si se sufre este trastorno es imprescindible comunicar al médico que se desea un embarazo. ¿Por qué? Porque, entre otras cosas, es la manera de que pueda cambiar la medicación que está tomando la paciente por una que no pueda generar ciertos riesgos en la gestación. Nos referimos a peligros no solo para la madre sino también para su hijo.

Así, por ejemplo, se establece que mientras que los estimulantes musculares anticolinesterasa no entrañan problemas para la gestación, hay otros como los corticosteroides sí pueden generar dificultades. Por eso, la importancia de ponerse en manos de un doctor que pueda establecer el tratamiento adecuado para la MG, que en la actualidad no tiene cura.

De la misma manera, no hay que olvidar que se aconseja a las mujeres que afrontan esta patología que esperen unos dos años, desde que aparecieron los síntomas, para intentar quedarse en estado. Sí, porque en ese periodo de tiempo de 24 meses se considera que las consecuencias de la MG son más graves.

¿Qué riesgos entraña para el embarazo?

Además de todo lo expuesto, hay que saber que durante el periodo de los nueve meses se corren ciertos riesgos si la mujer padece ese trastorno. En concreto, entre los más significativos están los siguientes:

  • Tanto en el primer trimestre como en el parto se corre el peligro de que la fémina pueda sufrir un cuadro más severo de su enfermedad.
  • Una ruptura prematura de las membranas, que trae consigo que el parto se produzca antes de lo previsto.
  • Puede suceder también que la mujer tenga cuadros durante los nueve meses en los que le resulte complicado respirar con normalidad.
  • Se incrementan las posibilidades de que el trastorno traspase la placenta y pueda llegar al bebé. Este, durante las tres primeras semanas de vida, se enfrentaría a una notable debilidad muscular así como a problemas para succionar o respirar. No obstante, luego esos síntomas desaparecerían por sí solos.
  • También aumenta el peligro de que el parto sea de tipo instrumental, necesitándose el empleo de recursos tales como los temidos fórceps.
  • No hay que olvidar tampoco que tras el alumbramiento es muy habitual que las mujeres con miastenia gravis sufran un empeoramiento temporal de la misma.

okdiario.com

Artículo anteriorHipertensión pulmonar: Importancia de un diagnóstico precoz y tratamiento específico
Artículo siguiente¿Qué es la esclerodermia? | Síntomas, causas y cómo tratar la enfermedad
Mario Camargo

NEURÓLOGO

DATOS DE CONTACTO:

Neurocenter
09:00 a 11:00 a.m.
Av. Cañoto esq. 21 de Mayo
Telf.: (591-3) 339-1331
Cel.: (00591) 77390313 (Bolivia)
Cel.: (00 591) 99289364 (Uruguay)
Web: www.drmariocamargo.com/
E-mail: drmariocamargo@gmail.com
Skype: doctor.mario.camargo
Santa Cruz – Bolivia

Centro Médico Foianini
de 3:00 a 6:00 pm
C/Chuquisaca N° 737
Telf.: (591-3]) 332 8181
Cel.: (00591) 77390313 (Bolivia)
Cel.: (00 591) 99289364 (Uruguay)
Web: www.drmariocamargo.com/
E-mail: drmariocamargo@gmail.com
Skype: doctor.mario.camargo
Santa Cruz – Bolivia

BIOGRAFIA

Egresado de Facultad de Medicina Universidad de la Republica Oriental del Uruguay Montevideo, Uruguay
Post Grado (Especialidad) en Montevideo, Uruguay

• Director Medico NEUROCENTER.
• Jefe de la Unidad de Ataque Cerebrovascular Clínica Foainini.
• Director medico de Laboratorio de sueño y Electroencefalografía.
• Director del Centro Medico Foianini.
• Presidente de la Sociedad Boliviana de Neurologia filial Santa Cruz.
• Presidente de ILAE Bolivia.
• Instructor ATLS
• Instructor PhTLS.
• Integrante del Equipo Medico de Terapia intensiva de Clínica Foianini

Antecedentes:

• Past presidente de Sociedad Boliviana de Neurologia
• Presidente del Comité Científico del Congreso Panamericano de Neurologia.
• Coordinador de los Aranceles Médicos del Colegio Medico de Santa Cruz.
• Sociedad Cruceña de Neurología
• Sociedad de Medicina Critica y Terapia Intensiva de Santa Cruz
• Sociedad de Neurosur
• Sociedad Uruguaya de Neurología

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.