La sangre en la orina es siempre señal de alarma

0
44

La presencia de sangre en la orina es un signo de alarma que alerta sobre infecciones urinarias, sobre la posibilidad de padecer cáncer de tipo urológico o incluso de padecer enfermedades como la tuberculosis.

Si al orinar observa que hay sangre, no debe asustarse, aunque deberá visitar al especialista para averiguar la causa de este sangrado. Cuando los pacientes se presentan en la consulta del médico con sangre en la orina, el doctor les prescribe un análisis de orina para detectar rastros químicos o celulares que puedan señalar la causa. Si aparecen glóbulos blancos y bacterias en la orina significa que la causa probable es una infección, y se puede tratar con antibióticos.

Los cálculos o piedras en los riñones también pueden ser una causa de sangrado. La mayoría de ellos son expulsados espontáneamente, pero es necesario consultar a un médico para tratar los cálculos más grandes. En estos casos es típico sentir dolor en la espalda o la cintura, además de ver sangre en la orina.

Las infecciones de la vejiga también son causas muy comunes, especialmente entre las mujeres. Estas infecciones que causan síntomas incómodos como el ardor al orinar o la necesidad de orinar frecuentemente, también suelen provocar la aparición de sangre en la orina.

El cáncer de vejiga, aunque mucho menos común que las infecciones urinarias o los cálculos, también puede causar sangrado. Este cáncer es más común en los hombres que en las mujeres y ocurre con más frecuencia en los fumadores.

Especialistas alertan de que la franja en la que más debe preocupar al paciente la aparición de sangre en la orina es entre los 50 y 60 años ya que el riesgo de aparición del cáncer es mayor.

Aunque la presencia de sangre en la orina haya desaparecido no es conveniente confiarse. “Cuando ocurren episodios de sangre en la orina y desaparecen sin tratamiento, el paciente tiende a relajarse, ya que piensa que el problema ha desaparecido. Sin embargo, es un problema que continúa y se debe averiguar el origen acudiendo al urólogo”. Sólo los análisis de orina, junto a otras posibles pruebas complementarias, permitirán conocer la causa exacta del sangrado. Los especialistas coinciden en afirmar que cuando se produce escozor al orinar, las causas suelen ser benignas mientras que cuando la persona sangra sin ningún síntoma asociado, las causas pueden ser graves.

medicinatv.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.