La cirugía mamaria que necesitas según tus necesidades

0
116

La cirugía plástica, estética y reparadora plantea diferentes técnicas quirúrgicas para poder ajustarse con eficacia a las necesidades reales de cada mujer en la zona del escote.

Muchas mujeres se sienten acomplejadas con sus pechos, unas por motivos de tamaño, otras por firmeza y otras por cuestiones de salud. El pecho es una parte de cuerpo muy significativa para la mayoría y no sentirse al cien por cien cómoda con esta zona puede provocar graves problemas de autoestima, confianza y seguridad en una misma.

En este sentido, la cirugía plástica, estética y reparadora plantea diferentes técnicas quirúrgicas para poder ajustarse con eficacia a las necesidades reales de cada mujer en la zona del escote, logrando cumplir así las expectativas e ilusiones de cada una.

Pero, ¿cuáles son los tipos de intervenciones en cirugía mamaria? Desde Clínica Opción Médica señalan que una de ellas es el aumento de mamas, un procedimiento que tiene como objetivo mejorar el volumen y la forma del pecho. Es decir, busca aumentar el tamaño del pecho de forma natural a través de prótesis de primera calidad.

Es una intervención ideal para aquellas mujeres que presentan mamas poco desarrolladas, con escaso volumen, pérdida de masa glandular después de embarazos, lactancias o importantes pérdidas de peso, dismetrías o alteraciones de la forma. También es la cirugía indicada para aquellas pacientes que simplemente quieren aumentar de talla por razones puramente estéticas.

La cirugía plástica, estética y reparadora plantea diferentes técnicas quirúrgicas para poder ajustarse con eficacia a las necesidades reales de cada mujer en la zona del escote.

Por otro lado está la elevación de mamas. Y es que, a causa del paso del tiempo, los procesos de adelgazamiento, los embarazos o las lactancias prolongadas, las mamas pueden perder volumen, descender o ambas cosas a la vez.

La cirugía plástica permite poner solución problema y devolver al pecho su estética perdida, elevándolo para colocarlo allí donde estaba antes, a la vez que, si precisa, aumentando su volumen mediante el uso de un implante mamario. A esta técnica quirúrgica se la denomina mastopexia y es una intervención que reafirma y mejora la forma del pecho levantándole y devolviéndole el aspecto joven y sensual.

Este procedimiento puede estar indicado también en casos de asimetría mamaria, que puede padecerse desde la adolescencia como consecuencia de alteraciones en el desarrollo o adquirirse con el tiempo por diferentes causas.

Finalmente está la reducción de mamas, que permite reducir el tamaño del pecho y remodelar la formar para conseguir el aspecto deseado.

La alteración de las mamas puede deberse a un gran volumen, el tamaño de estas puede encontrarse por encima de lo que se considera normal, incluso puede provocar problemas de salud como dolores de espalda, gran sudoración, incómodos roces con los brazos y axilas y dificultades a la hora de vestirse. Gracias a la reducción de mamas es posible disminuir el tamaño de los senos mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, mediante una cirugía de reducción mamaria.

También existe la posibilidad de cambiar la forma de la areola o el pezón, no de la forma de las mamas en general, ya que hay mujeres que tienen una areola más grande de lo normal, un pezón invertido o muy sobresaliente y este hecho puede causar problemas de autoestima.

consalud.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.