Iluminar la mirada: tratamientos rejuvenecedores para el contorno de ojos

0
408

Opciones que dan vuelta atrás al calendario: mejoran la piel de los párpados, contrarrestan las ojeras y las arrugas.

La piel que rodea los párpados delata al instante la falta de cuidados de belleza y también, el efecto del cansancio, las pocas horas de sueño, y el implacable paso del tiempo.

“Sucede que la piel de esta zona es diez veces más delgada que la del resto del rostro. Por lo tanto, requiere de un cuidado muy especial y es clave empezar a cuidarla desde temprana edad y con tratamientos específicos”, comentan los especialistas.

Arrugas de expresión, párpados caídos, ojeras muy marcadas, párpados y patas de gallo son algunas de los típicas características de esta región y el “blanco” que los tratamientos estéticos buscan atenuar.

En este sentido, hasta hace unos años la única solución era quirúrgica. Hoy, con los avances de las distintas tecnologías, hay una gran variedad de tratamientos que brindan excelentes resultados.

“Ante las diferentes problemáticas de la piel existen diferentes soluciones. La toxina botulínica, por ejemplo, es el tratamiento para prevenir y relajar los gestos de la parte superior del rostro, las arrugas de expresión del contorno de los ojos. Mientras que el ácido hialurónico es una herramienta efectiva para rellenar y combatir las arrugas del tercio inferior de la cara (de los ojos hacia abajo) y tratar las ojeras.”

Para regenerar o tensar la piel, en cambio, la radiofrecuencia es una excelente opción. También suelen indicarse peelings con láser o luz pulsada.

“Si a estas técnicas le sumamos tratamientos con tecnología no invasiva para recuperar la lozanía de la piel, quedará tratada la cara en su totalidad. Cada combinación dependerá de la evaluación del especialista de acuerdo a la edad, el tipo de piel, la estructura facial de cada paciente” subrayan.

Cuando la persona tiene un exceso de piel en los párpados, en cambio, la cirugía es lo más indicado. “Las técnicas actuales están orientadas al reposicionamiento de las estructuras de la piel, dando un aspecto natural al parpado, sin modificar la forma de los ojos”. Para un cambio más rotundo, puede combinarse con una cirugía de rejuvenecimiento total o con tratamientos como la elevación de las cejas.

Fuente: clarin.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.