¿Se puede trasmitir el Coronavirus a través de la orina?.

0
184

Esta cuestión inquieta tanto a pacientes como a los propios urólogos, quienes seguimos atendiendo a quienes lo requieren desde la aparición de la enfermedad Covid-19. Los pacientes pueden necesitar una actuación urológica. Y pueden tener o haber tenido la enfermedad. Esto genera múltiples y variadas dudas.

No tenemos datos científicos suficientes para informar sobre la presencia del virus en la orina. Con los datos actuales, la Asociación Española de Urología (AEU), ha anunciado que es excepcional su presencia. No parece, por tanto, que exista riesgo de contagio al poner una sonda vesical, hacer una cistoscopia o tener que realizar el lavado de una hematuria, etc, si bien existen recomendaciones para procedimientos que generen aerosoles o tengan riesgo de salpicaduras.

Ya todos sabemos que la enfermedad del coronavirus 2019 (Covid-19) está causada por el denominado SARS-Cov-2. Produce una afección respiratoria, de diferente gravedad, habiendo incluso casos sin síntomas.

No se conoce mucho sobre su trasmisión. Los estudios filogenéticos sugieren que el murciélago podría ser el huésped original de este coronavirus y el pangolín el intermedio que facilitó la mutación. La investigación está centrada ahora en el contagio. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el coronavirus se trasmite de persona a persona, en un intercambio continuo de gotitas o a través de las cosas que tocamos.

El virus se encuentra en todas las secreciones respiratorias, nasales, faríngeas, y en la sangre. El contagio se produce a través de la tos, el estornudo o al hablar en un radio de 2 metros. Se expulsan gotitas que alcanzan la nariz o la boca de la persona que está enfrente. Luego pasan a los pulmones donde se desarrolla la enfermedad (neumonía).

El coronavirus se mantiene activo en la superficie de las cosas durante muchas horas. Por tanto, podemos contagiarnos al tocar con nuestras manos una mesa, el teléfono, el teclado del ordenador, un libro, etc. Sin darnos cuenta, nos llevamos con nuestras manos el virus que está en las gotitas. Sin querer, nos tocamos luego los ojos, la nariz o la boca. Los expertos creen que el contagio también se produce en lugares cerrados, sin ventilación, o cuando hay gente reunida (mayor exposición).

Poco se sabe por tanto de la eliminación del virus por las heces y la orina. La Comisión Nacional de la Salud de China declaró en algún momento de la pandemia que el coronavirus se podría transmitir tanto por las heces como por la orina. Sí se conoce que los restos del virus se eliminan por las heces, pero la transmisión feco-oral es muy improbable. Hay algunos casos descritos que iniciaron la enfermedad con síntomas digestivos.

Cuando las heces y la orina se descomponen podrían liberar partículas que flotarían en el aire. El virus es estable al menos 1-2 días a temperatura ambiente y hasta 4 si las heces son diarreicasEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

En aquellos sitios donde no exista la higiene necesaria podría haber posibilidad de contagio, por lo que hay que extremar las medidas de limpieza y desinfección en aseos e inodoros.

Si hay que poner una sonda vesical, hacer una cistoscopia, etc, recordad tener:

·Una buena higiene de manos.

·Un adecuado lavado y desinfección de la zona anatómica de trabajo.

·Una correcta protección: bata, guantes, mascarilla, gafas, pantallas faciales…

·Una excelente limpieza y desinfección del instrumental, salas de trabajo…

Otra circunstancia que preocupa a los pacientes que padecen una afección urológica, es saber si son población de riesgo, es decir, si tienen más probabilidad de contraer la enfermedad Covid-19. Sin tener tampoco demasiados datos, se cree que las personas que padecen algún grado de insuficiencia renal podrían tener más riesgo.

Este virus afecta con mayor agresividad a aquellas personas que ya padecen dolencias crónicas (enfermedades del pulmón, corazón, riñón…), por lo que los pacientes con insuficiencia renal podrían tener más probabilidad de padecer la enfermedad Covid-19, y posiblemente con más gravedad. Además, el paciente con insuficiencia renal tiene cierto grado de inmunodeficiencia, lo que aumenta el riesgo de adquirir cualquier tipo de infección.

Tranquilidad, por tanto. Es muy difícil que el coronavirus se contagie por la orina

Sigamos las recomendaciones de la OMS, comenzando por no entrar en contacto con una persona enferma y aislarse cuando se contrae la enfermedad.

Mantengamos las medidas generales de protección y precaución recomendadas, poniendo especial interés en aquellos pacientes vulnerables de mayor riesgo:

·Al toser o estornudar: cubrirse nariz/boca, toser encima del codo o girar la cabeza.

·Lavarse con frecuencia las manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico.

·Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

·Mantener una correcta higiene personal y de las zonas de aseo.

·Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia.

·Las mascarillas son necesarias por pacientes contagiados.

Recuerda que la información que tenemos sobre esta nueva enfermedad se va conociendo día a día.

Se prudente con todo, cuídate y protégete

Piensa en todos.

quironsalud.es

Esta cuestión inquieta tanto a pacientes como a los propios urólogos, quienes seguimos atendiendo a quienes lo requieren desde la aparición de la enfermedad Covid-19. Los pacientes pueden necesitar una actuación urológica. Y pueden tener o haber tenido la enfermedad. Esto genera múltiples y variadas dudas.

No tenemos datos científicos suficientes para informar sobre la presencia del virus en la orina. Con los datos actuales, la Asociación Española de Urología (AEU), ha anunciado que es excepcional su presencia. No parece, por tanto, que exista riesgo de contagio al poner una sonda vesical, hacer una cistoscopia o tener que realizar el lavado de una hematuria, etc, si bien existen recomendaciones para procedimientos que generen aerosoles o tengan riesgo de salpicaduras.

Ya todos sabemos que la enfermedad del coronavirus 2019 (Covid-19) está causada por el denominado SARS-Cov-2. Produce una afección respiratoria, de diferente gravedad, habiendo incluso casos sin síntomas.

No se conoce mucho sobre su trasmisión. Los estudios filogenéticos sugieren que el murciélago podría ser el huésped original de este coronavirus y el pangolín el intermedio que facilitó la mutación. La investigación está centrada ahora en el contagio. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el coronavirus se trasmite de persona a persona, en un intercambio continuo de gotitas o a través de las cosas que tocamos.

El virus se encuentra en todas las secreciones respiratorias, nasales, faríngeas, y en la sangre. El contagio se produce a través de la tos, el estornudo o al hablar en un radio de 2 metros. Se expulsan gotitas que alcanzan la nariz o la boca de la persona que está enfrente. Luego pasan a los pulmones donde se desarrolla la enfermedad (neumonía).

El coronavirus se mantiene activo en la superficie de las cosas durante muchas horas. Por tanto, podemos contagiarnos al tocar con nuestras manos una mesa, el teléfono, el teclado del ordenador, un libro, etc. Sin darnos cuenta, nos llevamos con nuestras manos el virus que está en las gotitas. Sin querer, nos tocamos luego los ojos, la nariz o la boca. Los expertos creen que el contagio también se produce en lugares cerrados, sin ventilación, o cuando hay gente reunida (mayor exposición).

Poco se sabe por tanto de la eliminación del virus por las heces y la orina. La Comisión Nacional de la Salud de China declaró en algún momento de la pandemia que el coronavirus se podría transmitir tanto por las heces como por la orina. Sí se conoce que los restos del virus se eliminan por las heces, pero la transmisión feco-oral es muy improbable. Hay algunos casos descritos que iniciaron la enfermedad con síntomas digestivos.

Cuando las heces y la orina se descomponen podrían liberar partículas que flotarían en el aire. El virus es estable al menos 1-2 días a temperatura ambiente y hasta 4 si las heces son diarreicasEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

En aquellos sitios donde no exista la higiene necesaria podría haber posibilidad de contagio, por lo que hay que extremar las medidas de limpieza y desinfección en aseos e inodoros.

Si hay que poner una sonda vesical, hacer una cistoscopia, etc, recordad tener:

·Una buena higiene de manos.

·Un adecuado lavado y desinfección de la zona anatómica de trabajo.

·Una correcta protección: bata, guantes, mascarilla, gafas, pantallas faciales…

·Una excelente limpieza y desinfección del instrumental, salas de trabajo…

Otra circunstancia que preocupa a los pacientes que padecen una afección urológica, es saber si son población de riesgo, es decir, si tienen más probabilidad de contraer la enfermedad Covid-19. Sin tener tampoco demasiados datos, se cree que las personas que padecen algún grado de insuficiencia renal podrían tener más riesgo.

Este virus afecta con mayor agresividad a aquellas personas que ya padecen dolencias crónicas (enfermedades del pulmón, corazón, riñón…), por lo que los pacientes con insuficiencia renal podrían tener más probabilidad de padecer la enfermedad Covid-19, y posiblemente con más gravedad. Además, el paciente con insuficiencia renal tiene cierto grado de inmunodeficiencia, lo que aumenta el riesgo de adquirir cualquier tipo de infección.

Tranquilidad, por tanto. Es muy difícil que el coronavirus se contagie por la orina

Sigamos las recomendaciones de la OMS, comenzando por no entrar en contacto con una persona enferma y aislarse cuando se contrae la enfermedad.

Mantengamos las medidas generales de protección y precaución recomendadas, poniendo especial interés en aquellos pacientes vulnerables de mayor riesgo:

·Al toser o estornudar: cubrirse nariz/boca, toser encima del codo o girar la cabeza.

·Lavarse con frecuencia las manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico.

·Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

·Mantener una correcta higiene personal y de las zonas de aseo.

·Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia.

·Las mascarillas son necesarias por pacientes contagiados.

Recuerda que la información que tenemos sobre esta nueva enfermedad se va conociendo día a día.

Se prudente con todo, cuídate y protégete

Piensa en todos.

quironsalud.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.