Principales consecuencias de la obesidad infantil

0
43

Esta patología en la infancia y la adolescencia puede tener efectos irrevocables tanto a corto como a largo plazo en la salud

La obesidad infantil produce una mayor probabilidad de muerte y discapacidad prematura en la edad adulta. Según expone la OMS, los niños con sobrepeso o con obesidad tienen mayor probabilidad de continuar siendo obesos en la edad adulta y padecer prematuramente enfermedades como la diabetes o cardiovasculares.

La obesidad en los más pequeños no sólo condiciona su presente, sino también su futuro y entre otros puntos perjudica gravemente el desarrollo de sus huesos, articulaciones y músculos, según alarma la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos.

En España las cifras de obesidad infantil «son muy alarmantes» y representan «una verdadera epidemia», ya que los datos no dejan de crecer año tras año, según lamentan especialistas

«La obesidad se produce por malos hábitos alimenticios que se van a prolongar a lo largo de toda la vida. Un niño obeso es muy probable que sea un adulto obeso en el futuro con todas las consecuencias de diabetes, hipertensión arterial, síndrome metabólico, hiperlipemia, problemas cardiovasculares y respiratorios. Todos ellos constituyen factores que van a mermar su calidad de vida y ocasionar también pérdida de años de vida«, agrega.

Consecuencias de la obesidad infantil

El riesgo de la obesidad depende en parte de su inicio y de la duración. Esta patología en la infancia y la adolescencia puede tener efectos irrevocables tanto a corto como a largo plazo.

Las consecuencias más importantes de padecer sobrepeso u obesidad durante la infancia, que terminan manifestándose en edad adulta, son las siguientes:

  • Diabetes
  • Trastornos del aparato locomotor, en particular la artrosis.
  • Ciertos tipos de cáncer (endometrio, mama y colon).
  • Enfermedades cardiovasculares, sobre todo cardiopatías y accidentes vasculares cerebrales.
  • Presión alta y colesterol alto.
  • Tolerancia alterada a la glucosa, así como resistencia a la insulina y a la diabetes tipo 2.
  • Problemas de respiración, como apnea del sueño y asma.
  • Problemas en el hígado, cálculos biliares y reflujo gastroesofágico.
  • Mayor riesgo de problemas sociales y psicológicos.

Según especialistas, también existen problemas que se reflejan en la salud de los huesos. Por lo que una carga excesiva de peso, podría dar lugar a una artritis precoz y a un mayor riesgo de huesos fracturados; así como otras circunstancias como el deslizamiento de la epífisis capital femoral y la enfermedad de Blount.

Consejos para frenar la obesidad infantil

La obesidad infantil es algo que si se puede controlar e incluso evitar. Por ello, en este artículo ofrecemos diferentes consejos para frenar y combatir este problema que ha ido acrecentándose en los últimos años.

  • Desayuno sano y equilibrado.
  • Controlar el azúcar.
  • Enseñar a los niños la cultura nutricional.
  • Hacer ejercicio a diario y beber mucha agua.

¿Qué debe incluir un menú equilibrado para un niño?

Los expertos en nutrición recomiendan que el 55% de la energía venga de los carbohidratos, el 25% de las grasas y otro 25% de las proteínas.

Estas son las claves para un correcto menú infantil saludable para combatir la obesidad:

Realizar las cinco comidas al día.
Tomar cinco porciones de fruta y verdura.
Consumir solo dos raciones diarias de grasas saludables.
Cuatro raciones de carbohidratos al día.
Tomar tres raciones diarias de proteínas y lácteos.
Tomar tan solo una ración semanal de bollería, dulces o refrescos.

tododisca.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.