La cicatriz de cesárea de urgencia

0
236

Es muy frecuente que una paciente consulte sobre la solución para una cicatriz vertical en la parte baja de su abdomen. En la cirugía programada con tiempo la incisión de cesárea se sitúa en la parte más inferior del abdomen y es horizontal. Aquí será más fácil de ocultar y menos visible.

En los casos de urgencias obstétricas, como es lógico, la prioridad es la vitalidad del bebé y la madre por cuanto la secuela estética pasaría a un segundo plano. Después de emergencias quirúrgicas, obstétricas, ginecológicas o de otro tipo la cicatriz resultante bajo el ombligo y de dirección vertical representa un compromiso estético considerable para las pacientes. Especialmente si la cicatriz está hundida, retraida o abultada a largo plazo los pacientes requieren una atención quirúrgica.

Tratamiento si existe mucha laxitud de piel en la zona por debajo del ombligo: Tal exceso cutáneo perjudica doblemente la estética abdominal. En este caso una intervención de abdominoplastia (realizada con anestesia regional o general) eliminaría esa flacidez incluyendo la cicatriz vertical.

La cicatriz residual de la abdominoplastia estaría situada en la parte más fácil de ocultar del abdomen inferior y posiblemente alrededor del ombligo.

Tratamiento si el problema es exclusivamente la cicatriz: Se puede abordar normalmente con anestesia local y el procedimiento consistiría en retirar el tejido cicatricial y alisar la zona gracias a la grasa y la piel locales que se remodelan para obtener una superficie más equilibrada y estética. Evidentemente el objetivo es que la cicatriz de la reparación tenga una dirección, longitud o diseño mejorados. La plastia en W es ideal en muchos de éstos casos para reducir la tendencia a formar cicatrices hipertróficas o queloideas.

Funte: lavozdegalicia.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.