Blefaroplastia Superior de Autoaumento, la nueva técnica de cirugía de párpados

0
98

La técnica de blefaroplastia ha ido avanzando y ahora es mucho más fácil realzar la mirada sin cambios extraños en tu rostro.

El paso de los años, la genética o la excesiva exposición solar, producen una pérdida de firmeza y de tono muscular en el rostro. Se produce un descolgamiento de la piel de los párpados, que da un aspecto envejecido y cansado a nuestra expresión, y en ocasiones, pueden llegar a reducir nuestro campo de visión y a provocar fatiga ocular.

La aparición de patas de gallo, ojeras, bolsas y parpados caídos, restan juventud a nuestra mirada.

Según el doctor Gómez Bravo, “uno de los mayores problemas de las técnicas convencionales de cirugía de párpados es que pueden cambiar sustancialmente el aspecto de nuestra mirada, que es el rasgo identificativo más importante de las personas”.

“La técnica permite mantener la identidad del paciente, a diferencia de las técnicas convencionales que cambian la expresividad del rostro”

Con el objetivo de rejuvenecer y refrescar la mirada, el doctor ha ideado una nueva técnica de cirugía avanzada que corrige el descolgamiento del párpado superior y que está teniendo muy buena aceptación en Reino Unido y Estados Unidos. “Utilizo el excedente cutáneo y graso para dar volumen y recuperar la turgencia en la zona periocular”.

La blefaroplastia superior de autoaumento es una de las técnicas de cirugía más demandadas por hombres y mujeres de mediana edad que desean eliminar el exceso de piel y recuperar un aspecto joven y vital.

TÉCNICA INNOVADORA

La nueva técnica avanzada del doctor Gomez Bravo consiste en reutilizar los tejidos de piel, músculo y grasa, y movilizarlos hacia la zona del párpado más próxima a la ceja, que es la que pierde volumen. De este modo se recupera la turgencia y el volumen en la zona.

“A diferencia de técnicas convencionales, cambia la expresividad del rostro y, por tanto, la identidad del paciente; mi nueva técnica permite mantener un pliegue cercano a las pestañas que es un rasgo de belleza en Occidente y propia de la juventud”.
Los resultados comienzan a ser visibles tras dos semanas de intervención. “Los resultados son muy satisfactorios, se elimina el aspecto cansado, el paciente recupera la expresividad y juventud natural”.

Además, el paciente puede realizar tareas cotidianas durante el postoperatorio, como leer o ver la televisión.

consalud.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.