Termina con esa papada

0
160

Esta acumulación de grasa subcutánea debajo de la barbilla se debe a que la piel pierde elasticidad con los años, pero eso no quiere decir que sea inevitable

Causas de la papada. La piel flácida que cuelga en el área justo debajo del mentón es la que provoca que se forme la papada. Este fenómeno está causado por diferentes factores externos y genéticos, pero es más común en personas de la tercera edad o con sobrepeso.

Obesidad. La obesidad es una causa de formación de la papada, ya que el exceso de peso facilita que se acumule la grasa bajo la mandíbula. La piel se estira y genera el doble mentón.

Envejecimiento. La edad de una persona influye también en la aparición de la papada. Las personas mayores tienden a desarrollarla porque su piel tiene menos colágeno y es menos tersa. Los tejidos más débiles tienden a agruparse debajo de la barbilla.

Condiciones genéticas. Hay cierta predisposición a desarrollar la papada según la herencia genética. Esto responde a factores fisiológicos y biológicos. Por ejemplo, las personas con cuellos cortos y mandíbulas pequeñas desarrollan papada con mayor facilidad.

¿Cómo combatirla? Puedes acudir a la cirugía plástica para retirar la piel que hay en exceso y también ejercicios de rutina para eliminar la papada.

1. EL BESO Sentada en unaPapada2 silla, se estira el cuello lo más posible con la cabeza hacia delante. Luego, se junta la boca hacia el frente como cuando lanzas un beso. Se deben hacer por lo menos tres series de 10 repeticiones.

2. MASAJE DEL CUELLO. Hay que realizarlo al menos tres veces todos los días. Consiste en levantar la cabeza estirar el cuello y abrir un poco la boca. Luego hay que colocar la mano al rededor del cuello y presionas. Por último, se pasa la mano por el cuello y estiras la piel hacia abajo.

3. GIRO DE CABEZA. Primero se estira el cuello hacia atrás (lo más que se pueda sin forzar) y se mantiene esta posición cinco segundos. Después hay que hacer lo mismo y estirar la cabeza hacia abajo, hacia el lado izquierdo y hacia el derecho, cinco segundos por dirección. Hay que procurar no mover los hombros y mantenerlos relajados. Se recomienda realizar el ejercicio diario.

4. LEVANTAMIENTO DE BARBILLA. De nuevo se levanta la cabeza lo más que se pueda. Con la boca cerrada hay que estirar el cuello e inclinar un poco la cabeza hacia atrás. De esta forma se debe intentar que la barbilla se levante y salga hacia delante. Hay que procurar hacer 10 repeticiones de este ejercicio tres veces al día.

5. SONRISA INVERTIDA. Se deben ejercitar los músculos del cuello al hacer una sonrisa invertida. La forma correcta de hacerlo al generar tensión en los costados del cuello. Hay que mantener la postura durante unos segundos y luego relajarse. Se debe realizar con un máximo de 10 repeticiones tres veces al día durante toda la semana.

Fuente: ejecentral.com.mx

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.