Señales de un infarto al corazón

0
43

Se dice que el cuerpo es sabio, lo que sucede es que no le prestamos suficiente atención para darnos cuenta de los mensajes que nos envía. Por eso hoy te invitamos a conocer 4 señales antes de sufrir un infarto a las que debes hacer caso.

Las mujeres son más propensas a sufrir un ataque al corazón. Las señales pueden ser enviadas por el cuerpo mucho tiempo antes de que suceda; sin embargo, la mayoría de las veces los síntomas son pasados por alto por quienes los padecen y es ahí en donde se comete el primer y grave error.

 

Síntomas de un ataque al corazón

 

#1. Molestias o dolor en el pecho

Por lo general se siente un dolor en la zona central del pecho, puede ser intermitente y durar algunos minutos. La sensación de opresión, dolor o cierta incomodidad también son señales frecuentes.

 

#2. Dolores en el cuerpo

Otros signos de un ataque al corazón inminente implican dolores en brazos, cuello, mandíbula, espalda o estómago. Un aparente malestar o dolor de estómago puede ser en realidad una señal de un infarto.

 

#3. Dificultad para respirar

La dificultad para respirar puede presentarse con o sin dolor en el pecho.

 

#4. Malestar general

Quienes están por padecer de un ataque al corazón también pueden presentar sudores fríos, náuseas o mareos. Los síntomas pueden deberse a otra causa, pero es necesario asegurarse, el comprobarlo puede salvar tu vida.

 

Cómo prevenir un infarto

Si en ocasiones presentas alguna de las señales antes descriptas y le sumas que te encuentras atravesando situaciones estresantes, sudores nocturnos, cansancio injustificado y problemas gastrointestinales no dejes de hacerte una revisión médica, al hacerla puedes prevenir un infarto.

Al sufrir un infarto no siempre se experimentan síntomas, lo que puede dificultarnos reconocer la gravedad de la situación. Sin embargo, es importante saber cuáles los síntomas de un infarto para cuidar de nosotros mismos y de los demás.

Hay que tener en cuenta que factores hereditarios, la edad la vida sedentaria, el colesterol y la tensión alta, así como los cuadros de estrés y una alimentación deficiente, son todos componentes que acrecientan el riesgo de sufrir un ataque al corazón; por ello no descuides los síntomas mencionados y acude al médico ante la presencia de los mismos.

 

Fuente: vix.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.