Salvado de arroz para prevenir enfermedades cardiovasculares

0
180

Aunque el salvado de arroz se está introduciendo lentamente en el mercado y hoy día se emplea solo para la alimentación de animales, hace años que es muy popular en países asiáticos o en Norteamérica en muchas presentaciones, desde aceite a harinas que se usan como ingredientes de recetas tradicionales.

corazon_3Pero, ¿qué lo hace tan interesante para la salud? En el salvado de arroz están presentes de forma natural una multitud de sustancias funcionales con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, hipolipemiantes y antidiabéticas cuando son consumidas en pequeñas cantidades de forma frecuente.

Un grupo de investigadoras del departamento de Farmacología de la Facultad de Farmacia de Sevilla, que lleva años trabajando en colaboración con el departamento de Bioquímica y Biología Molecular para descubrir las propiedades beneficiosas del salvado de arroz en la salud cardiovascular, ha publicado recientemente un estudio en el que demuestran que este extracto mejora la vasodilatación y las propiedades estructurales de las arterias de resistencia.

Los estudios de este grupo, se han desarrollado en modelos genéticos de roedores con tendencia a la obesidad e hipertensión o al desarrollo de aterosclerosis debido al acumulo de colesterol en sangre.

En ellos han empleado un extracto enzimático de salvado de arroz, que mejora las propiedades del salvado tradicional al protegerlo de la oxidación típica de este producto e incrementar la concentración de sus principios activos.

“Hemos podido observar que al suplementar la dieta de estos animales con el extracto conseguimos prevenir el incremento excesivo de peso y el desarrollo de hipertensión, así como mejorar el perfil lipídico, la resistencia a la insulina, la función vascular y el desarrollo de aterosclerosis. Además, vimos una mejora global en el estado proinflamatorio y de estrés oxidativo, piezas clave que aceleran el inicio y desarrollo de cualquier patología del sistema cardiovascular”, afirma la investigadora principal del estudio.

Hasta el momento, solo se dispone de estudios con este extracto en modelos animales, pero dado que la cantidad que un humano tendría que consumir para conseguir estos beneficios sería de entre 5 y 25 gramos al día (que aportan las mismas calorías que un bol pequeño de cereales de desayuno), el siguiente paso sería reproducir estos resultados en humanos.

El endurecimiento de las arterias (también llamado ateroesclerosis) ocurre cuando se acumulan grasa, colesterol y otras sustancias en las paredes de las arterias. Estos depósitos se denominan placas. Con el tiempo, estas placas pueden obstruir las arterias y causar problemas en todo el cuerpo porque dificultan el flujo de sangre a través de ellas.

Esta investigación se ha llevado a cabo en el departamento de Farmacología de la Facultad de Farmacia y en los laboratorios de Biología y Microscopía del Centro de Investigación, Tecnología e Innovación de la Universidad de Sevilla (CITIUS) y ha contado con la colaboración de investigadores como Juan Parrado, del departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la US, y Rosalía Rodríguez, de la Universidad Internacional de Cataluña.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.