¿Qué es la psoriasis?

0
113

La psoriasis es una enfermedad autoinmune, inflamatoria y crónica de la piel. Las lesiones que producen son rojas y abultadas y están cubiertas de escamas blanquecinas que se desprenden fácilmente.

psoriasisNormalmente, el recambio celular en las personas dura entre 28 y 30 días. En el caso de las personas con psoriasis, los fallos en el sistema inmune hacen que se acelere el proceso, causando que las células de la piel cambien cada 3 ó 5 días. El cuerpo no se desprende de este exceso de células que se acumulan en la superficie de la piel dando lugar a las placas.

La psoriasis puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en los codos, las piernas, la zona lumbar y en el cuero cabelludo. También puede afectar a las uñas de las manos y de los pies.

Asimismo, puede causar inflación de las articulaciones, lo que se conoce como artritis psoriásica.

La psoriasis puede ser leve, moderada o grave en función del número y tamaño de las placas que se formen en la piel. Estos síntomas pueden aparecer en cualquier momento de la vida del paciente, ya que afectan a niños, adolescentes, adultos y personas mayores, si bien es más frecuente que los primeros síntomas aparezcan entre los 15 y los 35 años.

¿Qué causa la psoriasis?

La psoriasis es una patología que no se contagia por contacto con alguien que padece la enfermedad. Al ser una enfermedad no contagiosa se puede por ejemplo compartir una toalla, comida, la misma piscina y mantener contacto físico con las personas.

La psoriasis se produce porque los linfocitos T, células que contiene la sangre para la defensa del cuerpo contra las infecciones, se activan indebidamente. Esta activación produce un aumento del diámetro de los vasos sanguíneos de la piel (vasodilatación), lo que se manifiesta con el típico color rojo de las lesiones, y, por otro lado, desencadena una proliferación de las células de la capa inferior de la epidermis, las encargadas de ir renovando la piel. Este proceso de recambio celular suele durar entre 28 y 30 días, pero en las personas con psoriasis se reduce a 3 días, motivo por el cual aparecen las escamas blanquecinas y se produce una descamación exagerada.

Aunque aún no se sabe exactamente qué es lo que provoca la psoriasis, varias investigaciones han demostrado que un 30% de las personas con psoriasis tienen familiares que también la padecen, ya que ciertos genes están asociados a la aparición de esta enfermedad. También juegan un papel importante los factores externos como las infecciones, el estrés, los traumatismos físicos y las reacciones a algunos fármacos.

¿Qué efectos tiene la psoriasis en la vida de los pacientes?

La psoriasis afecta a las personas de manera diferente. Para algunos es una simple molestia, pero para otros tiene efectos negativos en todos los aspectos de su vida diaria. La psoriasis, en función de lo activa que esté, puede tener un profundo impacto en el físico y en la esfera emocional del paciente.

Dependiendo de si el brote es leve o grave y de su localización, los afectados pueden experimentar incomodidad física e incluso limitar seriamente su movilidad. El dolor y el picor pueden interferir en sus funciones básicas, como el cuidado personal, andar, hacer deporte, dormir…

Al ser una enfermedad de la piel las reacciones del resto de la gente hacen que, a veces, los pacientes con psoriasis se sientan estigmatizados. Ellos pueden sentir vergüenza, lo que repercute en la confianza que tienen en sí mismos y en su autoestima. Los efectos psicológicos de la enfermedad en estados graves pueden provocar que el paciente caiga en una profunda depresión, sufra ataques de ansiedad y aislamiento social. Además, la psoriasis impide a muchos pacientes con psoriasis seleccionar un estilo de vida deseado.

La psoriasis también se ha asociado a un mayor riesgo de padecer otras enfermedades, como la artritis psoriásica, problemas cardiovasculares, síndrome metabólico y enfermedad de Crohn.

La experiencia personal depende de cómo el paciente viva su psoriasis, el apoyo que tenga en su entorno y de cómo se adapten a su día a día. Algunos pacientes pueden vivir perfectamente con su psoriasis, mientras que otros sienten que sus vidas habrían sido diferentes si no tuvieran psoriasis.

Opinión

El Dr. Rolando Guzmán S., Dermatólogo de La Paz, Bolivia, nos comenta:

La psoriasis es una enfermedad que muchas veces desaparece y luego vuelve a aparecer.

La persona que sufre de esto presenta piel irritada, roja y descamada y se da con más frecuencia en el cuero cabelludo, rodillas, codos, dorso de la mano, brazos. Presenta escozor  y la piel por lo general es gruesa y con relieve.

Muchas veces estos signos hacen que la persona sienta vergüenza de mostrar sus lesiones si se encuentran en un lugar visible del cuerpo.

La Psoriasis se la controla y hay que evitar factores condicionantes para su aparición como infecciones virales o bacterianas de las vías respiratorias altas, evitar el lesiones como quemaduras, heridas en la piel, además del estrés, la exagerada o muy poca luz solar, etc.

Para controlarla, los tratamientos más frecuentes son  tópicos,  por medio de cremas o unguentos, y por vía sistémica, ya sea con medicamentos o también inyecciones.

Dr. Rolando Guzmán S.
Dermatólogo
UMSA
La Paz – Bolivia

Fuente:
enprimerplano.org

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.