Prótesis de pómulos y lipofiling

0
222

Como en todos los casos, es necesario valorar al paciente con el fin de convenir que tipo de procedimiento es el más adecuado para la corrección del problema.

implante-pomulosLa armonía facial se basa tanto en la estructura de la cara, como en la proporción de los diferentes elementos que la conforman. Existe un conjunto de ángulos y proporciones que, al no estar en armonía, causan un resultado estético no deseado.

Por ello dentro de las posibilidades quirúrgicas y no quirúrgicas existe la conveniencia de aplicar volumen en ciertas zonas con el objetivo de modificar el conjunto; por lo que aplicando volumen a nivel de los pómulos, modificamos los ángulos y conseguimos una apariencia más definida de la cara.

Para el aumento se puede utilizar relleno de grasa del propio paciente (lipofilling), relleno con materiales permanentes o temporales, o colocación de prótesis, en pómulos no deseados.

Aumento con prótesis.

Una opción es colocar una prótesis en la zona de los pómulos, cuyo material no causa reacción inmunológica y se integra a los tejidos de manera natural.

La prótesis se moldea para adecuarla a la estructura del paciente y se coloca por dos vías. Una puede ser a través de una pequeña incisión en los párpados inferiores que es prácticamente imperceptible, y la otra a través de la unión del labio superior y la encía, por dentro de la boca. La intervención se puede efectuar con anestesia local y sedación.

La recuperación es rápida y la integración al trabajo puede ser en unos 4-6 días una vez retirados los puntos de sutura.

Lipofiling.

Aumento con grasa del propio paciente. Con este procedimiento efectuamos una extracción de grasa del propio paciente, posteriormente la grasa se procesa para luego ser infiltrada en la zona a rellenar, consiguiendo mejorar problemas de volumen con una apariencia natural y resultados excelentes.

La infiltración se efectúa a través de una pequeña aguja sin punta, es decir roma, y no precisa puntos. La estancia postoperatoria de este tipo de procedimiento es de menos de 2 horas, las molestias posteriores son mínimas y el paciente puede volver a sus actividades cotidianas al siguiente día de la cirugía. El procedimiento se lleva a cabo mediante anestesia local.

Aumento con materiales temporales o permanentes.

Los materiales que más se utilizan para este tipo de aumento de pómulos son el ácido hilaurónico (temporal) y la policrilamida (permanente), que son biocompatibles con el organismo, de consistencia análoga al tejido en que se implanta por lo que son casi totalmente imperceptibles al tacto, y además son química y físicamente estables en el tiempo, por lo que permiten conseguir un resultado definitivo y natural.

Normalmente se efectúa en distintas sesiones para conseguir dar el volumen deseado progresivamente. La recuperación después de cada sesión es de horas, existe una pequeña inflamación que desaparece en un día y prácticamente no hay dolor residual.

Los resultados son excelentes y seguros. La infiltración se efectúa bajo anestesia local, mediante microinyecciones aplicadas en la zona que se desea aumentar.

Fuente: elcirujanoplastico.net

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.