Pólipos nasales, tumores en la nariz

0
2153

Los pólipos nasales son los tumores benignos que se presentan con más frecuencia en las fosas nasales como el resultado de la inflamación e irritación prolongada en la nariz a raíz de las alergias, rinitis, sinusitis, asma o infección de algún tipo.

Descripción

Los pólipos tienen un origen inflamatorio, su forma es redonda, blandos, suaves y lisos, pueden ser traslucidos o de un color gris – rosa y se localizan con mayor frecuencia en la pared lateral de las fosas paranasales y a menudo crecen en el lugar que los senos paranasales se abren.

A cuidarse

Dichos tumores pueden aparecer en cualquier edad, de hecho son muy frecuentes en las personas que han tenido alergias, con asma y que son mayores de 40 años, así mismo llegan a aparecer en personas no alérgicas.

Los pólipos se asocian con frecuencia a otras enfermedades ya que el 30 por ciento de los enfermos con poliposis tienen asma, el 25 por ciento presentan fibrosis quística o tienen alteraciones con la movilidad de los cilios de las vías respiratorias.

El diagnóstico

En la mayoría de casos presentados los pólipos son bilaterales, es decir en las dos fosas, sobre todo cuando hay secreción de moco y pus.

Para descartar problemas lo más recomendable es hacerse una radiografía de los senos paranasales y un estudio alergológico (alergias) para descartar posible afecciones o problemas respiratorios que lleven a padecer pólipos nasales.

Tratamientos

No se alarme, los pólipos nasales son tumores benignos que cuentan con tratamientos desde medicamentos hasta la visita al quirófano ya que hay diferentes grados de poliposis.

El objetivo del tratamiento es disminuir el tamaño de éstos para lograr establecer una correcta respiración nasal y evitar posibles anomalías, controlar los síntomas de la rinitis, recuperar el olfato y prevenir las recidiva, es decir la reaparición de un tumor maligno tras un periodo largo de ausencia de la enfermedad.

Tratamiento farmacológico

Según informó el médico especialista Carlos Fajardo, éste tratamiento tiene un alto porcentaje de buenos resultados, consiste en aplicar corticoides tópico nasal de manera regular, ya que éstos pueden reducir la masa del pólipo y ayudar de gran manera al paciente a recobrar el olfato y el sentido del gusto poco a poco.

El tratamiento en gotas puede ser la mejor opción para su caso.

Tratamiento quirúrgico

La cirugía se realiza bajo anestesia general en forma ambulatoria y en quirófano, no se realiza en la consulta del otorrino ya que la extirpación no suele ser tan completa, los riesgos de hemorragias son mayores y las re apariciones mucho más frecuentes. La intervención suele durar unas dos horas y el alta se suele dar a las cuatro horas. Está indicado fundamentalmente cuando hay una falta de mejoría con el tratamiento corticoideo, en caso de sinusitis frecuentes o una intensa obstrucción nasal.

Hay pacientes que pueden requerir más de una cirugía. En otros casos después del tratamiento el paciente no vuelve a presentar pólipos. La recuperación del olfato después del tratamiento de la poliposis nasal es muy variable y generalmente después de la primera cirugía el olfato mejora bastante. En los pacientes que requieren varias cirugias, el olfato puede no recuperarse.

Síntomas

Uno de sus principales factores es la obstrucción nasal, sensación de ocupación nasal o sensación de mucosidad nasal que resulta imposible de eliminar.

Otro factor al que se debe prestar atención es la respiración bucal, producida por obstrucción o un hábito que se adquiere en la infancia, a estos síntomas se suma la voz del individuo como si estuviese congestionado.

La sensación de falta de olfato, comúnmente llamado como hiposmia o anosmia es uno de los síntomas que puede llegar a presentar las personas que padecen de pólipos nasales, además la aparición de estornudos, picor nasal o en los ojos a las que se asocia con una sensación de rinitis alérgica puede llegar a ser parte de la sintomatología.

La cefalea o dolor de cabeza intenso y persistente acompañado de una sensación de pesadez puede ser una alarma para que usted visite a su médico, al igual que el malestar general y la percepción de la tensión en la cara y boca reseca.

Prevención

Aunque no existe un método real de prevención, los tratamientos de las causas presentadas anteriormente pueden ayudar.

El uso de aerosoles nasales, antihistamínicos e inyecciones para alergias pueden ser favorables para prevenir la aparición de los pólipos obstructivos.

El tratamiento médico agresivo de las infecciones también es útil para prevenir su aparición.

Fuente: hsbnoticias.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.