Nueva y prometedora terapia para que las heridas en la piel se cierren antes

0
112

terapia-heridas-pielA veces no apreciamos el papel vital que nuestras propias biomoléculas naturales desempeñan en el proceso de curar heridas, incluyendo su contribución al crecimiento de nuevas células y al desarrollo de nuevos vasos sanguíneos que proporcionen nutrientes a esas células.

Ahora, unos investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) dirigidos por Heather Maynard, profesora de química y bioquímica y miembro del Instituto de NanoSistemas de California, dependiente de la UCLA, están trabajando en aprovechar la capacidad de nuestro cuerpo para curarse a sí mismo, y lo hacen mediante el desarrollo de nuevas terapias que se podrían usar para tratar heridas en la piel.

Entre los principales actores implicados en el proceso natural de sanar heridas está una sustancia de señalización conocida como factor de crecimiento básico de fibroblastos, o bFGF por sus siglas en inglés, que es secretada por nuestras células para activar procesos implicados en la curación, así como en el desarrollo embrionario, la regeneración de tejidos incluyendo el óseo, el desarrollo y mantenimiento del sistema nervioso, y la renovación de células madre.

El bFGF ha sido investigado ampliamente como herramienta potencial que los médicos podrían utilizar para promover o acelerar estos procesos, pero su inestabilidad fuera del cuerpo ha sido un obstáculo importante para usarlo de forma generalizada.

Ahora, Maynard y su equipo han descubierto cómo estabilizar al bFGF. Basándose en la capacidad del factor de crecimiento para enlazarse a la heparina (un azúcar complejo presente de modo natural en la superficie de nuestras células) el equipo sintetizó un polímero que imita la estructura de la heparina. Al adherirse al bFGF, el nuevo polímero hace que la proteína sea estable ante los muchos factores que normalmente la inactivan. Al dotarla de esa estabilidad, la convierte en un candidato más prometedor para aplicaciones médicas.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.