Mommy Makeover, recupera la figura de antes de ser mamá

0
143

mommy-makeoverSin dudas, el embarazo pasa factura al cuerpo de la mujer. Durante esta etapa, por lo regular los pechos aumentan de tamaño para prepararse para la lactancia, el abdomen se expande de una forma increíble; así mismo muchas féminas tienen aparición de manchas y estrías en la piel y no son pocas las que aumentan notablemente de peso.

Y luego del parto, al culminar la lactancia, los pechos pierden su tersura y se muestran un tanto caídos, el abdomen recupera su tamaño, pero la piel de la barriga ha perdido elasticidad y queda flácida, y en ocasiones esos kilos de más que se ganaron durante el embarazo continúan en su lugar.

Ante esta situación, son muchas las que sueñan con recuperar la figura que tenían antes de convertirse en mamás y para ello recurren a la cirugía plástica post embarazo o el llamado “Mommy Makeover(término que se podría traducir como el cambio de imagen de la mamá).

Se trata de un conjunto de intervenciones quirúrgicas para quedar nítida después de dar a luz. Esta tendencia la pusieron de moda muchas figuras del entretenimiento internacional y de las pasarelas, pero hoy mujeres de todos los ámbitos optan por el bisturí para quedar regias luego de tener sus hijos.

El “Mommy Makeover” puede variar según la necesidad de la paciente, pero los procesos más solicitados son la mamoplastía, abdominoplastía y la liposucción y lipoescultura.

Mamoplastía. Con ésta se puede levantar el pecho caído tras el embarazo y la lactancia para que recupere su forma original o bien optar directamente por un aumento de pecho que rellene el volumen de piel sobrante, pues deja menos cicatrices que la primera opción.

Abdominoplastía. Tiene como objetivo devolver la firmeza al abdomen, eliminando los pliegues de piel y las bolsas de grasa. Incluso se puede aprovechar para quitar la cicatriz originada por una cesárea cambiándola por otra más estética (más pequeña y más fina).

Liposucción y lipoescultura. Mediante la “lipo” se extrae el exceso de grasa o tejido adiposo. Esta ayuda bastante a las mujeres que aumentaron mucho de peso durante los nueve meses de embarazo.

Esperar un tiempo prudente. La mujer no debe desesperarse y esperar un tiempo sensato para hacerse el “Mommy Makeover”. “Lo ideal es llevar a cabo este procedimiento después que la mujer está satisfecha a nivel de hijos, o sea, que culminó todo el proceso de embarazos”. Es recomendable después del período de lactancia y cuando a la paciente se le regulen los cambios hormonales que sufrió durante el embarazo.

La mujer debe culminar todos estos procesos; no sirve de nada trabajar un cuerpo que no está totalmente estable, pues el resultado podria no ser bueno.

En los últimos diez años el “Mommy Makeover” ha ganado gran popularidad, a tal punto que ha pasado a convertirse en la segunda o tercera cirugía plástica más frecuente a nivel mundial.

Fuente: Hoy Digital: República Dominicana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.