Un millón de bebés nace cada año con un corazón enfermo

0
82

Las cardiopatías congénitas son malformaciones que afectan la estructura del corazón

cardiopatía congénitaMás de un millón de niños en el mundo nace cada año con un problema en el corazón, por lo que especialistas en neonatología alertan respecto de estas cardiopatías congénitas (CC).

Las CC son malformaciones de nacimiento que afectan la estructura del corazón, se producen durante el desarrollo embrionario cuando el órgano cardiaco o los vasos sanguíneos que lo rodean no se forman de manera correcta.

“Consideramos de gran importancia informar y crear conciencia tanto en la población como en especialistas e instituciones de salud”.

“Es necesario que sepan cómo sospechar de las CC para diagnosticar la mayoría de casos y poder ofrecerles atención oportuna con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes”.

Hay que proteger a los menores con problemas cardiacos y bebés prematuros, quienes están más expuestos a factores que amenazan su salud, como el Virus Sincicial Respiratorio (VSR), patógeno que daña los pulmones y que provoca el mayor número de infecciones respiratorias en menores de un año.

“Aunque el VSR está presente durante todo el año, las infecciones son más frecuentes en temporada invernal, por lo que los bebés -con una anomalía en el corazón y aquellos que nacieron antes de las 37 semanas de gestación- deben someterse a cuidados especiales para evitar contagios y complicaciones graves como bronquiolitis o neumonía que requieren de hospitalización para su tratamiento”.

En la actualidad no existe vacuna contra este virus, sin embargo, se cuenta con tratamientos que ayudan a resguardar la salud del bebé, entre ellos, la inmunización pasiva, la cual puede evitar la hospitalización de los bebés por neumonía o bronquiolitis.

“La inmunización pasiva es el tratamiento más seguro para reducir sustancialmente el desarrollo de padecimientos graves asociados con el virus”.

“Consiste en inyectar anticuerpos al bebé para proteger sus pulmones, no obstante, sólo está indicada por los pediatras en menores de dos años, por ello es necesario el diagnóstico oportuno”.

Entre las medidas de prevención en casa es que los padres se aseguren que aquellas personas que convivan con sus hijos se laven las manos, así como mantener al lactante en ambientes libres de humo de cigarro o de leña y la inmunización pasiva.

Fuente: movil.informador.com.mx

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.