Método AspireAssist, una técnica que combate la obesidad sin cirugía

0
60

Este procedimiento mínimamente invasivo y reversible está destinado a aquellas personas con un IMC a partir de 35.

La técnica consiste en la aplicación, mediante un procedimiento endoscópico de un pequeño tubo de silicona en el estómago para poder vaciar un 30% de los alimentos consumidos

Esta técnica, también conocido como Bypass Externo, es una solución no quirúrgica y mínimamente invasiva que está destinada a personas con un IMC a partir de 35, de manera que reduce el número de calorías que absorbe el cuerpo.

“Se trata de una solución sin mortalidad, a diferencia de la cirugía que se realiza con el mismo objetivo, y que evita a los pacientes las complicaciones del quirófano”.

Concretamente, la técnica consiste en la aplicación, mediante un procedimiento endoscópico, de un pequeño tubo de silicona en el estómago. Este tubo se conecta con el exterior con una válvula que puede abrirse y cerrarse. El procedimiento ambulatorio solo dura 20 minutos y se realiza bajo sedación consciente. Habitualmente, el paciente puede volver a casa al cabo de una o dos horas.

Desde la válvula, que mide 2 centímetros, se puede vaciar un 30% de los alimentos que se han consumido. El proceso de aspiración se realiza unos 20 minutos después de comer y en la intimidad del servicio. De esta manera, se impide que los alimentos tengan tiempo de llegar al intestino, dónde se absorben las calorías.

El sistema incorpora un contador que limita el número de aspiraciones que se pueden realizar y la cantidad de alimentos que se pueden expulsar. Además, cada cinco semanas el paciente acude a una revisión médica para su seguimiento y para poner en marcha el contador.

Ya se ha observado una pérdida de 21 kilos de media y/o del 51% del exceso de peso en un año en ensayos clínicos de Estados Unidos. “Estudios médicos también indican mejora en enfermedades que suelen estar asociadas a la obesidad como la hipertensión y la diabetes”.

El método AspireAssist está planteado como un tratamiento de larga duración de hasta cinco años, pero puede terminar antes si el paciente logra más rápidamente los resultados deseados e interioriza unos hábitos saludables de alimentación y ejercicio para mantener su peso.

Fuente: consalud.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.