Los medicamentos para bajar el colesterol reducen el riesgo de infarto

0
54

Un equipo de investigadores de la Oregon Health & Science University en Estados Unidos ha descubierto que los medicamentos que reducen el colesterol, conocidos como estatinas, ayudan a prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

infartoLas estatinas son un grupo de fármacos que en la práctica médica se utilizan para disminuirla grasa en la sangre de los pacientes que lo tienen elevado y evitar así que se desarrolle aterosclerosis, la forma más común de arteriosclerosis, que consiste en el estrechamiento de las arterias ocasionado por el depósito de placas de lípidos en sus paredes.

El colesterol alto es un factor de riesgo significativo para padecer una enfermedad cardiovascular, y los medicamentos con estatinas ayudan a prevenir su formación. Estas medicinas son más eficaces en la reducción del colesterol LDL, conocido como colesterol malo, pero también pueden ayudar a reducir los triglicéridos y aumentar el HDL o colesterol bueno.

Para llevar a cabo el estudio, los científicos han analizado los datos de 19 ensayos clínicos que contienen datos de más de 70.000 adultos de entre 40 y 75 años, con una edad media de 51 a 66 años, a los que se les efectuó un seguimiento durante entre seis meses y seis años. Estos ensayos comparaban el tratamiento de estatinas con el de placebo en personas que no habían sufrido anteriormente un infarto o un derrame cerebral, pero se conocían factores de riesgo como el colesterol alto, la presión arterial alta, tabaquismo o diabetes.

Los resultados de su análisis han revelado que los medicamentos con estatinas son capaces de reducir el riesgo de muerte, de infarto y de accidentes cerebrovasculares en una amplia gama de grupos de pacientes. En concreto, el tratamiento con estatinas redujo el riesgo de fallecimiento en general un 14%, el de muerte por enfermedad cardiovascular un 31% y el de morir por un ataque al corazón un 36%.

Los beneficios fueron especialmente notables en las personas con más riesgo de padecer un ataque cardíaco o un derrame cerebral. No obstante, los individuos con un nivel de peligro menor también presentaron efectos positivos de carácter preventivo. Este tratamiento tiene la ventaja de que no demuestra tener efectos perjudiciales significativos.

Fuente: computerhoy.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.