La diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiaca son una combinación peligrosa

0
42

Este paciente tiene el doble riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, ataque cardiaco y una angina inestable

diabetes, enfermedad cardíacaLas perspectivas de las personas con diabetes tipo 2 y enfermedad cardiaca podrían ser más negativas de lo que se pensaba, informan unos investigadores.

“La diabetes tipo 2 acompañada de un síndrome coronario agudo necesita mucha más atención, sobre todo para prevenir otro evento cardiaco importante”, apuntó el líder del estudio, el doctor William White, profesor del Centro de Cardiología Calhoun del Centro de Salud de la Universidad de Connecticut.

El estudio incluyó a más de 5,300 personas de todo el mundo con diabetes tipo 2. Los admitidos al hospital por insuficiencia cardiaca congestiva tenían unas probabilidades del 24 al 28 por ciento de morir en un plazo de 18 meses. Eso es cinco veces más alto que el riesgo entre los no hospitalizados por un problema cardiaco importante, apuntaron los investigadores.

El riesgo de enfermedad cardiaca es de dos a tres veces más alto entre las personas con diabetes tipo 2 que en la población general, apuntaron los autores del estudio.

En todos los estudios futuros sobre la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiaca, los resultados de la insuficiencia cardiaca deben recibir el mismo nivel de escrutinio que el accidente cerebrovascular, el ataque cardiaco y la angina inestable, apuntó White en un comunicado de prensa de la universidad.

¿Qué aumenta el riesgo?

El motivo de que la enfermedad cardiaca y la diabetes tipo 2 estén vinculadas se debe en parte a que:

  1. La obesidad
  2. Problemas como la hipertensión
  3. Niveles altos de colesterol

Pero también hay preocupaciones de que algunos medicamentos para controlar el azúcar en sangre en las personas con diabetes podrían también dañar el corazón, según los investigadores.

El estudio, presentado el sábado en la reunión anual de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) en Nueva Orleáns, también se publicó en una edición en línea de la revista Diabetes Care.

Fuente: laprensa.hn

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.