La aspirina, aliado de cuidado

0
374

“Creemos que en las personas que toman aspirina para prevenir las enfermedades cardiovasculares hay un beneficio adicional de protección del cáncer colorrectal”, afirma el Dr. Doug Owens, del grupo de trabajo y profesor de medicina de la Universidad de Stanford.

aspirina (1)“No estamos recomendando que se tome aspirina para el cáncer colorrectal si no se tiene un riesgo alto de enfermedad cardiovascular”, aclara el galeno.

Las recomendaciones del grupo de trabajo solo aplican a las personas con un aumento en el riesgo de enfermedades cardiacas, no a las personas que han sufrido un ataque cardiaco o ACV e intentan prevenir un segundo episodio, comenta el doctor Elliott Antman, ex presidente inmediato de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), profesor y decano asociado de investigación clínica y traslacional de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

La Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) publicaron en 2013 una nueva calculadora de riesgo para la enfermedad cardiaca, que el grupo de trabajo tomó en cuenta para realizar sus recomendaciones.

Las personas de 50 a 59 años que tengan un riesgo de 10% o superior de contraer una enfermedad cardiaca en los siguientes 10 años, y que no presenten un riesgo elevado de hemorragia, tienen las probabilidades más altas de beneficiarse de 81 miligramos (mg) de aspirina tomados una vez al día, concluye el grupo de trabajo.

“Si su cálculo de riesgo cardiovascular resulta 10% o más, es una señal de que debe hablar con el médico sobre los riesgos y los beneficios de la aspirina en dosis baja y si es adecuada para usted”, aconseja Antman.

Las personas de 60 a 69 años también podrían beneficiarse si tienen un riesgo de 10% o más de enfermedades cardiacas en la década siguiente, pero el grupo de trabajo dijo que se trata de una decisión “individual”, y el beneficio neto “es al menos bajo”.

Las personas en ese rango de edad “que valoren más los beneficios potenciales que los daños potenciales podrían optar por usar la aspirina de dosis baja”, planteó el grupo de trabajo en un resumen de sus recomendaciones.

Owens dijo que independientemente de la edad, antes de comenzar a tomar la aspirina hay que hablar con el médico. Incluso a dosis bajas, la aspirina puede causar sangrado gastrointestinal y males potenciales de salud.

“Creemos que todos deben tomar esta decisión tras hablar con un médico, porque hay muchos factores a tomar en cuenta”, dice.

Antman añade que las personas no deben creer que la aspirina es una tarjeta de “quedar libre de la cárcel” para las enfermedades cardiacas que les permite fumar, comer alimentos malsanos y evitar el ejercicio.

“Todo esto se recomienda en el contexto de un estilo de vida saludable”, aclara.

Y el Dr. Kim Williams, presidente del Colegio Americano de Cardiología, reitera que esas directrices solo se refieren a tomar una dosis baja de aspirina (de 81 mg) una vez al día.

“La aspirina sin duda provoca sangrado gastrointestinal, relacionada con la dosis en lugar de la duración”, advierte Williams. “Si ha tomado una aspirina de baja dosis de forma segura durante cinco años, su riesgo de sangrado es igual que si apenas comenzara a tomarla”.

Fuente: yucatan.com.mx

Artículo anterior¿Pié plano: Qué es y cómo se puede tratar?
Artículo siguienteLa mirada, el reflejo de nuestra juventud
Erick Hornez Fernández

CARDIOLOGÍA CLINICA E INTERVENCIONISTA.

DATOS DE CONTACTO:

Centro Médico Santa Cruz
Calle Perú Nro 53 Piso 4
Telf: (591)3 3322685 – (591) 78001722
Web Site: www.drhornez.com
Medired: www.medired.com.bo/erick-hornez
Santa Cruz, Bolivia

ÁREAS DE TRABAJO:

Cardiología clínica e intervencionista
Infarto
Ateroesclerosis
Hipertensión
Insuficiencia cardiaca
Dislipidemia
Angioplastía

BIOGRAFÍA

Egresado de la Universidad Mayor de San Simón en Cochabamba, Bolivia. Residencia en Cardiología Clínica en Instituto Dante Pazzanese de Cardiología de San Pablo, Brasil (1993-1995). Subespecialidad en Cardiología Intervencionista y Hemodinamia en Hospital de Beneficencia Portuguesa – Equipo de Siguemituso Arie de San Pablo, Brasil (1995-1997). Especialista en Cardiología por el Colegio Médico de Bolivia. Miembro titular de la Sociedad Boliviana de Cardiología. Miembro pleno de la Sociedad Latinoamericana de Cardiología Intervencionista (SOLACI). Jefe de la Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista en Hospital Santa Cruz de la Caja Petrolera de Salud. Cardiólogo Intervencionista de la Clínica Incor. Docente Responsable del Post grado en Cardiología Clínica en Hospital Santa Cruz de la CPS.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.