Gluteoplastia de aumento con implantes: vías de abordaje y plano de colocación

0
31

El aumento de glúteos es un motivo de consulta cada vez más frecuente en el consultorio del cirujano plástico. Las diferentes técnicas han evolucionado y sus resultados fueron mejorando hasta optimizarse cuando se hace el procedimiento adecuado y la elección del implante correcto.

El aumento de glúteos es un motivo de consulta cada vez más frecuente en el consultorio del cirujano plástico.

Las diferentes técnicas han evolucionado y sus resultados fueron mejorando hasta optimizarse cuando se hace el procedimiento adecuado y la elección del implante correcto.

Las vías de abordaje en los primeros intentos fueron la subglútea y la supraglútea, pero dejaban cicatrices visibles y poco estéticas.

Actualmente se prefiere la incisión interglútea, que permanece oculta dentro del pliegue interglúteo.

Los planos de colocación que existen son: subcutáneo, subfascial, retromuscular e intramuscular.

El plano subcutáneo presenta un alto índice de complicaciones como seroma, contractura capsular e implante visible y palpable, por lo que no se utiliza actualmente.

El plano subfascial se utiliza en casos seleccionados, que presenten buen panículo adiposo para evitar la visibilidad del implante.

El plano retromuscular es una buena opción, pero permite sólo la inclusión de implantes pequeños, ya que no deben sobrepasar el límite del músculo piramidal para no comprometer el nervio ciático.

El plano intramuscular se considera el más adecuado actualmente, ya que permite cubrir totalmente el implante, pudiéndose utilizar implantes de mayor tamaño y forma anatómica.

Este plano es el que brinda los resultados más naturales.

esteticamedica.info

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.