¿Es eutanasia retirar un marcapasos?

0
215

El dilema no es nuevo, pero sigue siendo muy cuestionado, aunque el camino que eligió Nina Adamowicz le da un giro novedoso, al menos en el Reino Unido: ¿es correcto desactivar el marcapasos de un paciente si esa es su voluntad?

eutanaciaLa solicitud de Nina Adamowicz fue finalmente cumplida, luego de un largo proceso que incluyó reuniones de médicos, consultas legales y pruebas psicológicas para verificar que ella entendía plenamente las consecuencias de su petición.

La familia de Adamowicz tenía un historial de enfermedades del corazón y ella recibió su primer marcapasos en 1996. Durante diez años funcionó a la perfección, luego sufrió un ataque al corazón leve que causó el deterioro de su estado de salud.

Nina aseguró recibir una excelente atención médica todo el tiempo; a finales de 2014 su corazón trabajaba menos de diez por ciento de su capacidad, por lo que la vida no iba a ser larga.

Adamowicz, quien entonces tenía 71 años, describía cómo quedaba inconsciente, con frecuencia por las noches, y luego escuchaba el clic de su marcapasos entrando en acción. Aseguró ser “afortunada” y estar “agradecida” por su vida, pero también que ya estaba preparada para morir.

La práctica de desactivar los marcapasos es más frecuente en Estados Unidos. En más de 30 años de carrera, el doctor Westby Fisher, un cardiólogo del Sistema de Salud Universitario North Shore de Chicago, ha escuchado esa petición en decenas de ocasiones y la compara con el procedimiento de retirar la sonda de alimentación o el ventilador que permite mantener a los pacientes con respiración asistida.

El médico describió el caso de un paciente que había tenido un marcapasos durante años hasta que una caída en una escalera le causó un grave derrame en el cerebro. “Su familia no quería alargar el inevitable proceso de la muerte y me pidió que desactivara su marcapasos”, relató.

Fisher les explicó que el marcapasos estaba funcionando y que existía la posibilidad de que al ser desactivado el aparato, su corazón se detuviera completamente o, quizá, podía reducir su ritmo y ellos tendrían que pasar algún tiempo aún con él antes de que muriera. “Hablé con su esposa, quien se mostraba muy segura de lo que quería para su esposo, y lo que él mismo hubiera querido”, dijo.

Fisher permitió a la esposa dar el paso final al tocar en una computadora el botón que apagaba el marcapasos. El paciente murió al día siguiente. Como bien decía Nina: “No es que yo me quiera morir, me estoy muriendo”.

En México, en 2008, hubo una Reforma a la Ley de Salud, aprobada en la Cámara de Senadores para permitir la eutanasia pasiva, que es precisamente dejar de suministrar los medicamentos o retirar los aparatos que mantienen con vida artificialmente; se trata del derecho de los enfermos terminales a suspender el tratamiento curativo y recibir cuidados paliativos en su domicilio, hasta que llegue la muerte. Pero deja muy claro que la eutanasia, entendida como “homicidio por piedad”, está prohibida.

Fuente: ediciones.diariopuntual.com

Artículo anteriorDe corazón a corazón
Artículo siguienteAngioplastia Periférica
Cristian Añez Martinez

PERFIL

– Cirujano Cardiovascular y Torácico con experiencia en adultos y niños.
– Experiencia en Cirugía Video-torácica y Endoláser.
– Experiencia en Células Madres Periféricas para el tratamiento de enfermedad arterial periférica con el equipo de STEM CELL ARGENTINA.
– Tratamiento del Pie Diabético.
– Flebología Estética.

FORMACIÓN

Universidad Cristiana de Bolivia, 1996.
Clínica Foianini, Residencia en Cirugía General, 1998 – 1999.
Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo, Caracas-Venezuela; Residencia en Cirugía Cardiovascular, 1999 – 2003.
Hospital Universitario San Juan de Dios; Fellow en Cirugía Torácica (bajo el entrenamiento con el Dr. Rómulo Ruiz Parada, Servicio de Neumología – Sala Séptima), 2003 – 2005.

MEMBRESIAS A SOCIEDADES MEDICAS

– Sociedad Boliviana de Cirugía Cardíaca, Torácica y Vascular
– Fellow del American College of the Chest Physicians
– ALAT – Asociación Latinoamericana del Tórax
– Sociedad Panamericana de Flebología y Linfología
– Capitulo Español de Flebología
– Sociedad Española de Láser Medico Quirúrgico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.