Esta infección de transmisión sexual pronto será imposible de tratar

0
166

Las resistencias a los antibióticos se están convirtiendo en un problema serio, eso no es ninguna novedad.

gonorreaY dichas resistencias pueden afectar a muchos tipos de infecciones; a unas más que a otras. De hecho, probablemente recordaréis como hace poco os hablamos de un tipo de bacteria que ya ha demostrado ser resistente a todos los antibióticos de los que disponemos actualmente. Estos bichitos se están volviendo demasiado listos.

Ahora, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos ha dado una nueva voz de alarma, que en el fondo no es más que una actualización de algo que ya nos avisaron hace un par de años, pero que cada vez se está volviendo más peligroso: La gonorrea, una infección de transmisión sexual, está a punto de ser imposible de tratar.

La gonorrea será imposible de tratar, y pronto empezaremos a notarlo

Como ya os informamos el pasado año 2014 en esta misma web, la conocida infección de transmisión sexual provocada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, pronto será bastante más problemática que hasta ahora. La gonorrea será imposible de tratar, ya que tan solo quedan dos antibióticos a los que responde.

En otras palabras, como ya sucedió en los Estados Unidos con una cepa determinada de E. coli, la gonorrea pronto será resistente a todos los antibióticos disponibles. Solo en los Estados Unidos, cada año se producen 820.000 casos de infección por Neisseria gonorrhoeae, de las cuales casi el 50% son en personas de entre 15 y 24 años.

Actualmente se utiliza una combinación de dos antibióticos para su tratamiento: Azitromicina y Ceftriaxona. El primero de ellos también sirve para cubrir otro tipo de bacteria de transmisión sexual, la clamidia. Sin embargo, a pesar de que el uso de esta combinación se había pensado para evitar las resistencias, se ha demostrado que desde 2014 la gonorrea se ha vuelto hasta 2,5% resistente a la Azitromicina (cuatro veces más resistente que antes) y hasta un 0.8% más resistente a la Ceftriaxona (el doble de resistencia que antes).

La gonorrea aún es tratable, pero debemos estar alerta

El Centro de Control de Enfermedades o CDC admite que estas resistencias a los antibióticos por parte de la gonorrea aún son mínimas, y la infección pudo ser tratada con otros antibióticos, pero sí es una señal de alerta a tener en cuenta. La bacteria Neisseria gonorrhoeae ha demostrado ser capaz en más de una ocasión de resistir a los antibióticos previamente usados, por lo que su potencial de ser imposible de tratar es real en el futuro.

Si al hecho de que ya de por sí una infección de transmisión sexual es incómoda, la gonorrea ha demostrado ser capaz de provocar complicaciones como la infertilidad, e incluso puede llegar al torrente sanguíneo y provocar infecciones sistémicas fatales.

Por el momento los investigadores desconocen cómo la gonorrea es capaz de evitar los antibióticos, pero lo que sí sabemos es que una vez una cepa de gonorrea desarrolla resistencia, ya no la pierde. De momento es conveniente evitar su propagación con el uso de barreras anticonceptivas, como el preservativo.

Fuente: omicrono.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.