Es común que las madres primerizas se preocupen por la lactancia

0
44

Durante los primeros dos meses de vida de un bebé, la mayoría de las madres primerizas tiene problemas con la lactancia y empieza a pensar si no debería reemplazarla con fórmula.

lactancia-maternaEl 92 por ciento de las madres entrevistadas a los tres días de vida del bebé estaban preocupadas por la lactancia (decían, por ejemplo, que no tenían leche suficiente o que el bebé no se ajustaba correctamente).

Esa proporción disminuyó en el tiempo, pero la mayoría siguió con dudas aún meses después del primer año de vida de su bebé, según publica un equipo en Pediatrics.

“Nos sorprendió la gran cantidad de dudas de las mujeres y nos preocupó mucho cómo ciertas dudas estaban sólidamente asociadas con el abandono de la lactancia”, dijo la autora principal, Laurie A. Nommsen-Rivers, del Hospital de Niños de Cincinnati.

A la doctora Lori Feldman-Winter, pediatra del Hospital Universitario Cooper, Camden, Nueva Jersey, los resultados no la sorprendieron. Pero dijo que son “alarmantes”, dados los recursos que invierte Estados Unidos en la promoción de la lactancia en los hospitales.

“Percibo que la posibilidad de que las madres encuentren la orientación adecuada en la comunidad es muy variable y, en muchos lugares, inexistente”, agregó Feldman-Winter, que preside la Comisión de Políticas de la Sección de Lactancia de la Academia Estadounidense de Pediatría.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva (sin fórmula ni alimentos sólidos) en los primeros seis meses de vida del bebé y combinada con sólidos adecuados hasta los dos años.

Estadísticas de los CDC demuestran que más de tres cuartos de las mujeres estadounidenses comienzan a amamantar y que más de la mitad de los bebés con una semana de vida recibe leche materna solamente.

Pero apenas el 16 por ciento de los bebés recibe lactancia materna exclusiva hasta los seis meses.

El equipo entrevistó a 532 madres primerizas de un centro médico sobre sus planes con la lactancia. Repitió el cuestionario seis veces más: con los bebés recién nacidos y cuando tenían 3, 7, 14, 30 y 60 días de vida.

Las mujeres coincidieron en 49 preocupaciones en un total de 4.179 posibilidades. Las más comunes eran la dificultad para que el bebé se prenda del pecho, el dolor de pezón o pecho y la falta de producción de leche.

El 20-50 por ciento de las madres suspendió la lactancia o agregó fórmula antes de lo planeado.

Ciento sesenta y seis de las 354 mujeres que habían planificado amamantar a sus bebés de manera exclusiva durante por lo menos dos meses, empezaron a utilizar fórmula entre el primero y el segundo mes.

Y de las 406 mujeres que habían planificado amamantar parcialmente al bebé durante dos meses, 86 dejaron de hacerlo antes.

Las mujeres que ya expresaban dudas al tercer día del parto eran tres veces más propensas a empezar a utilizar fórmula antes de los dos meses y eran nueve veces más propensas a suspender la lactancia que el pequeño grupo de mujeres sin esas preocupaciones.

“Es una vergüenza que esas primeras dificultades sea lo que determina que un bebé reciba la leche materna sólo por unos días o que lo haga de manera positiva durante un año o más”, dijo Nommsen-Rivers. “Si acompañamos mejor a las mujeres, podríamos revertir el 95 por ciento de los problemas con la lactancia materna”.

Fuente: noticias.terra.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.