El sobrepeso puede hacer que los pacientes con artrosis de rodilla tengan más dolor

0
173

Investigadores de la San Jose State University en California (Estados Unidos) han comprobado que las personas con sobrepeso u obesidad con artrosis en sus rodillas suelen sufrir más dolor en sus articulaciones que quienes están más delgados.

como-prevenir-la-artrosis-guia-paso-a-paso-con-consejos

Estudios previos habían demostrado que las personas con un mayor índice de masa corporal tienen más riesgo de desarrollar artrosis, especialmente en mujeres, pero este trabajo publicado en la revista ‘Rheumatology’ va más allá y muestra ahora que el sobrepeso también condiciona la gravedad y el dolor en caso de sufrir esta enfermedad reumática.

La artrosis se produce cuando el cartílago que recubre las articulaciones –en manos, rodillas, cadera o cuello– comienza a desgastarse, lo que hace que los huesos se rocen entre si con el movimiento. Una dolencia que afecta al 14 por ciento de la población adulta de más de 25 años en Estados Unidos.

En su trabajo, la investigadora Elizabeth Weiss y su equipo analizaron datos de casi 5.000 personas de entre 45 y 79 años participantes en un estudio de los Institutos Nacionales de Salud, de los que 1.390 padecían artrosis de rodilla, 3.284 estaban en riesgo de desarrollarla y 122 no tenían ni siquiera factores de riesgo relacionados.

La gravedad de la enfermedad se había analizado a través de rayos X mientras que en el trabajo también se recopilaron datos acerca de su índice de masa corporal (IMC) y del grado de dolor que sufrían a la hora de realizar actividades cotidianas.

Al comparar los resultados, vieron como los pacientes con un mayor IMC sufrían más dolor, con independencia de lo dañadas que estuvieran sus articulaciones.

El exceso de peso puede intensificar la cantidad de estrés de las articulaciones que soportan el peso de las rodillas, reconocen los autores del estudio, que también apuntan a algunas hormonas asociadas con la obesidad que también podrían afectar a la gravedad de la artrosis y al dolor ocasionado.

Por ello, insiste Weiss, dado que la enfermedad es progresiva y sus efectos son irreversibles, tratar de bajar de peso podría servir para reducir el dolor de estos pacientes, tratándose de “el mejor tratamiento para estos pacientes en muchos casos”, por encima de medicamentos analgésicos o antiinflamatorios.

“Es más fácil perder peso a través de cambios en la dieta que a través del ejercicio, pero pequeños cambios a veces pueden causar grandes diferencias”, dijo esta experta.

Fuente: ecodiario.eleconomista.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.