El cuidado bucal es más difícil tras la menopausia

0
326

La menopausia está caracterizada por la reducción de una hormona llamada estrógeno. En la salud oral, esta hormona es la responsable de mantener firmes los dientes y los tejidos blandos (encías), además de controlar el equilibrio de las glándulas salivales.

Menopausia-salud-bucal“Con la disminución del estrógeno, nuestra boca se vuelve más vulnerable a las enfermedades de las encías, ya que se ponen más flácidas y los dientes se tornan más susceptibles a las caries. También aumenta el desgaste del esmalte dental, entre otros problemas”, afirma el dentista brasileño Alexandre Bussab.

En los casos más extremos, este periodo de la vida femenina puede conllevar a la pérdida ósea del maxilar y de la mandíbula. “Esto está vinculado a la osteoporosis, que suele aparecer casi al mismo tiempo que la menopausia”, dice el experto.

Otros síntomas

Entre los diversos síntomas orales de la menopausia está la sequedad de la boca y el mal aliento. Entre las sensaciones más comunes mencionadas por las mujeres, figuran el ardor bucal y las alteraciones del paladar.

La primera se caracteriza por una sensación de ardor en la boca, en especial las encías. Actualmente no hay estudios que definan con precisión ni la causa ni el tratamiento para esta molestia, pero algunos expertos creen que este síntoma podría estar vinculado con los problemas emocionales.

La alteración del gusto, a su vez, se produce principalmente debido a un desequilibrio de las glándulas salivales. “La percepción del gusto se ve alterado, y debido a un mayor desgaste del esmalte, los dientes se vuelven más sensibles, así el calor y el frío se perciben con mayor intensidad”, explica Alexander.

Cómo minimizar los problemas

Para el experto, el reemplazo hormonal es la manera más eficaz para mitigar estos síntomas. Además, los cuidados con la salud bucal deben ser redoblados.

“Es fundamental que pase a ser más fuerte la supervisión de un profesional. Se recomienda consultas dentales cada seis meses y hacer más rígida y frecuente la limpieza dental. No se puede evitar que la boca de la mujer se vuelva más vulnerable en esta etapa de la vida, pero con los cuidados adecuados, se mejora mucho el control de los problemas bucales”, concluye el experto.

La Dra. Ximena Castillo S. Odontóloga de La Paz Bolivia nos dice al respecto:

Además de la xerostomía (disminución del flujo salival) la cual no ayuda a la autoclisis (limpieza de la cavidad oral por medio de la saliva), caries, el dolor urente (quemante), otro síntoma que se presenta durante este molesto período es la “gingivoestomatitis menopáusica debido a la alteración de hormonas.

Esta enfermedad gingival, se caracteriza por presentar encías brillosas y secas, las cuales van adquiriendo un color rojo y sangran con mucha facilidad.

Esto hace que la paciente no quiera cepillarse los dientes y por lo tanto se acumulará más placa bacteriana la cual se calcificará en el transcurso de los días y se convertirá en cálculo o tártaro.

Esto hará que se presente una periodontitis, enfermedad que se caracteriza por presencia de bolsas verdaderas, perdida de hueso y retracción gingival, por lo que los dientes pueden quedar flojos.

A pesar de lo redundante que suene, un buen cepillado y un buen enjuague bucal que contenga Clorhexidina 0.12%, además del uso del hilo dental de seda y los controles frecuentes por el dentista, evitará o ayudará a disminuir las molestias bucales  durante y después de la menopausia”.

Fuentes:
vidayestilo.terra.com
Dra. Ximena Castillo S.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.