Dolores musculares

0
218

Los dolores musculares también se conocen como molestias musculares, mialgia o, simplemente, dolor en los músculos. Son tan frecuentes que casi todas las personas han tenido alguna molestia en los músculos en algún momento.

Debido a que casi todo el cuerpo contiene tejido muscular, este tipo de dolor puede sentirse prácticamente en cualquiera de sus partes.

Por lo general, quienes padecen estos dolores pueden determinar fácilmente la causa, ya que la mayoría de los episodios de mialgia son provocados por un exceso de esfuerzo, tensión o actividad física. Entre las causas frecuentes, se incluyen las siguientes:

tensión muscular en una o más áreas del cuerpo
uso excesivo de un músculo durante una actividad física
lesión en un músculo al hacer tareas o ejercicios con gran demanda física (los esguinces y las distensiones musculares son lesiones que pueden provocar dolores).

No todos los dolores musculares se relacionan con el esfuerzo, la tensión y la actividad física. Entre las causas médicas de la mialgia se encuentran las siguientes:

  • Fibromialgia
  • Infecciones, como la gripe
  • Lupus
  • El uso de ciertos medicamentos o sustancias químicas, como las estatinas, los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) o la cocaína
  • Dermatomiositis (caracterizada por inflamación y sarpullido)
  • Polimiositis (caracterizada por inflamación y sensibilidad)

 

Prevención

Si el dolor muscular es consecuencia de una tensión o actividad física, siga estas recomendaciones para reducir el riesgo de padecer dolores musculares en el futuro:

  • Estire los músculos antes y después de hacer actividad física.
  • Incorpore una rutina de calentamiento y relajación a todas las sesiones de actividad física.
  • Manténgase hidratado, especialmente cuando hace actividad física.
  • Haga actividad física de forma regular para tener un tono muscular óptimo.
  • Levántese y estire regularmente si trabaja sentado en un escritorio o en un entorno que supone un riesgo de distensión o tensión muscular.
  • Según los NIH, quienes trabajan sentados en un escritorio deben realizar el esfuerzo consciente de levantarse y elongar al menos cada 60 minutos (NIH, 2011).

Además de la actividad física y la tensión, el dolor muscular también puede deberse a otras causas. En este caso, será el médico quien determine el tratamiento y la prioridad principal será abordar la afección subyacente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.