DEDO EN GATILLO O EN RESORTE. QUÉ ES, CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO EN FISIOTERAPIA.

0
397
Fisioterapia

Con este curioso nombre, tal vez muchos hayan imaginado la posición que tiene la mano al agarrar una pistola y apretar el gatillo para disparar.

Pues bien, están más o menos en lo cierto, ya que en esta curiosa lesión, el dedo se mantiene tal y como lo estás imaginando: por lo general, al realizar una flexión completa del dedo, la articulación metacarpofalángica se mantiene en extensión mientras que las articulaciones interfalángicas proximal y distal sí que consiguen hacer cierta flexión.

 

 

Causas del dedo en gatillo

La causa es una tenosinovitis de la vaina tendinosa de los músculos flexores superficial y profundo de los dedos, que al inflamarse puede inflamar al tendón y formar nódulos, lo que impide o dificulta su paso por este túnel.

La vaina también puede engrosarse, por lo que su diámetro disminuye, y dificulta el paso de los tendones a través de ella. Muchas veces, al intentar extender el dedo, el tendón puede quedarse trabado en la entrada de la vaina, y una vez que consigue entrar por el túnel se puede experimentar una extensión repentina del dedo.

 

 

Pero, ¿cómo se produce esta inflamación?

Aunque la causa del dedo en gatillo es desconocida, generalmente es frecuente en personas con trabajos o actividades que implican la flexoextensión repetitiva de las falanges, durante un período prolongado de tiempo, o ante la presión externa intensa.

También es más frecuente en mujeres, en personas que presentan cuadros de diabetes y artritis reumatoide, y personas con una edad comprendida entre 40 y 60 años.

 

 

¿Cuáles son los síntomas del dedo en gatillo?

Ante la presencia de un dedo en gatillo podemos encontrar a veces:

  • Un pequeño bulto en la palma de la mano, generalmente a nivel de la polea volar.
  • Inflamación.
  • Presión o parálisis de las articulaciones del dedo.
  • Dolor al realizar la flexoextensión del dedo implicado.

 

 

¿En qué casos es mas frecuente el dedo en gatillo?

Esta afectación es frecuente tanto en niños como en adultos, sin embargo, se presenta principalmente en:

  • Personas con mas de 45 años de edad.
  • Sexo femenino
  • Se presenta mayormente en el dedo medio y el anular, sin embargo, en raras ocasiones el dedo pulgar también lo puede padecer.
  • Personas que padecen de diabetes, artritis reumatoidea.
  • Personas que realicen tareas o actividades que requieran de un agarre constante y repetitivo con las manos, como por ejemplo, aquellas personas que trabajan mucho tiempo en el ordenador.

 

 

Tratamiento del dedo en gatillo

El tratamiento en estos casos, es conveniente que sea valorado y recomendado por un especialista, pues dependerá de cada situación.

Al principio, además de empezar la rehabilitación precozmente con un fisioterapeuta para paliar los síntomas y disminuir el dolor, puede ser necesario el uso de una férula de dedos en posición neutra, para mantener el dedo en reposo; también el uso de antiinflamatorios o incluso infiltraciones con corticoesteroides en la vaina del tendón para reducir el dolor y la inflamación.

El fisioterapeuta, por su parte, se encargará de hacer:

  • Al principio terapia antiinflamatoria y analgésica (crioterapia, baños de contraste, ultrasonidos, láser…).
  • Movilizaciones pasivas y más adelante activas (siempre deben realizarse aplicando la regla del “no-dolor”), activas-resistidas…
  • Maniobras articulares.
  • Podrá ayudarse de electroterapia y otros elementos que aumenten la resistencia en los ejercicios para ir ganando fuerza progresivamente.

Si fuera necesaria una intervención quirúrgica para abrir el túnel y liberar la presión sobre los tendones, lo mejor es empezar a movilizar precozmente la zona y hacer terapia física cuanto antes, para disminuir la inflamación y evitar la rigidez.

De esta manera se intentará ganar amplitud y devolver el rango articular para devolver la funcionalidad al dedo y así evitar también posibles complicaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.