Cuándo se debe operar una hernia discal

0
505

El dolor y los síntomas causados por una hernia de disco son problemas comunes en algunos adultos. La columna vertebral se compone de muchas estructuras anatómicas diferentes, incluyendo músculos, huesos, ligamentos y articulaciones. Cada una de éstas tiene terminaciones nerviosas que pueden detectar problemas dolorosos cuando ocurren.

Es la forma más común de la Enfermedad Discal Degenerativa, más frecuente en adultos jóvenes de 30 a 50 años. En general se suele producir en forma espontánea y sin causa aparente, aunque en algunos casos pudo haber habido un motivo desencadenante como levantar grandes pesos o movimientos inadecuados. En una mayoría suele ser producto de la suma de algún factor predisponente, como por ejemplo puede serlo alguna anomalía de la columna como escoliosis o rectificación de la curvatura lumbar normal, agravado con algunos factores de riesgo repetidos como son los de ciertos trabajos o actividades deportivas inconvenientes.

La suma de estos factores acelera el lento desgaste de los discos que se inicia en la juventud. La enfermedad comienza con una pérdida de agua, disminución de altura, hay una desestabilización leve entre las dos vértebras, aumenta la presión del núcleo y comienzan a romperse las fibras internas del anillo fibroso, en puntos débiles que empiezan a abombar hacia atrás en uno o en los dos costados, pudiendo presionar tejidos vecinos y la raíz nerviosa en su salida desde la columna.

Esta presión puede ser asíntomática o sea sin dolor ni molestias, o ser sintomática con dolor lumbar que se puede acompañar o no con molestias o dolor que irradian por el nervio afectado. La intensidad del dolor puede no ser un reflejo de la gravedad de la afección por lo que, en muchos enfermos, el dolor puede ser tolerable o leve aunque las lesiones sean importantes

Diagnóstico

El diagnóstico de una hernia de disco empieza con un reconocimiento médico completo de la columna vertebral, brazos y extremidades inferiores. El médico examinará la columna vertebral para comprobar la flexibilidad, el rango de movimiento y las señales que sugieran que una hernia de disco está afectando a las raíces nerviosas o a la médula espinal.

El estudio puede completarse con un diagrama en el que debe señalar con precisión sus síntomas de dolor, entumecimiento, hormigueo y debilidad. Se pueden pedir pruebas de rayos X o resonancia magnética (RM).

Tratamiento

El tratamiento de la hernia discal inicial debe ser conservador. Con él mejoran entre el 50% y el 90% de los pacientes. En aquellos pacientes con ciática, el reposo en cama no ha demostrado efectividad para mejorar el dolor o la incapacidad funcional. Estas son algunas pautas para la hernia discal:

– Educación del paciente mediante modificaciones posturales y de la actividad para reducir los síntomas.

– Reposo en cama (opcional y, en cualquier caso, no superior a 2 días).

Quedarse unos días en la cama puede ayudar.
Quedarse unos días en la cama puede ayudar.
– Favorecer la recuperación temprana de la actividad habitual (salvo trabajos manuales pesados).

Otros posibles tratamientos de la hernia discal pueden ser: fisioterapia, tracciones, ultrasonidos, calor-frío, infiltraciones de facetas articulares, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS), bloqueos nerviosos (anestésicos y corticoides epidurales).

¿Cuándo se debe operar una hernia discal?

En algunas circunstancias es necesario recurrir a la cirugía para tratar una hernia discal:

– Fracaso del tratamiento conservador, esto es, dolor que incapacite y que no responda al tratamiento médico durante 4 semanas.

– Lesión de la raíz que provoca una pérdida aguda o progresiva de fuerza.

http://tn.com.ar

Artículo anteriorAntes operábamos obesos con diabetes tipo 2; hoy, a diabéticos con unos kilos de más
Artículo siguienteLiposucción: todo lo que siempre quisiste saber sobre ella

CURRICULUM

DATOS PERSONALES:

Universidad de Egreso:
Universidad Mayor de San Simón – Cochabamba

Estudios de Post Grado:
Universidad Nacional Autónoma de México – México D.F.
I.M.S.S. – Instituto Mexicano de Seguro Social
I.S.S.S.T.E. – Instituto de Seguridad y Servicios Sociales De Los Trabajadores Del Estado.

Idiomas: Español, Inglés

AREAS DE INTERÉS:

Tratamientos ortopédicos y traumatológicos en general
Reemplazos articulares de hombro, cadera y rodilla
Correcciones ortopédicas y quirúrgicas de deformidades
Alargamiento de extremidades congénitas o adquiridas
Tratamiento de fracturas y luxaciones
Tratamiento de afecciones deportivas
Cirugía con Fluoroscopia Transoperatoria (sin corte de piel)
SEGUROS Y CONVENIOS:

Plus Salud, Aliansa, Bisa.

ACTIVIDAD HOSPITALARIA O CENTROS DE TRABAJO:

Caja Petrolera de Salud – Santa Cruz Bolivia
Clínica Niño Jesús

ANTECEDENTES ACADÉMICOS:

Docente de Anatomía Humana – Universidad Católica Boliviana
Docente Titular y Responsable de Traumatología y Ortopedia – Universidad Católica Boliviana
Docente de Anatomía Humana – Universidad Autónoma Gabriel René Moreno
Docente Instructor del Internado Rotatorio en el Área de Cirugía Ortopédica en el Hospital Petrolero
Instructor de la Osteosíntesis en Bolivia – Otorgado por DAVOS – Suiza

MEMBRESÍAS:

Miembro Titular del Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología Traumatología A.C. (Mexico D.F.)
Miembro Titular de la Sociedad Latinoamericana de Ortopedia y Traumatología
Miembro Titular de la Sociedad de Ortopedia y Traumatología Filial Santa Cruz
Miembro del Directorio (Secretario de Actas) de la Sociedad Cruceña de Ortopedia y Traumatología. Gestión 1998 – 2006

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.