Cirugía de Adenoides

0
587

Es poco común someter a un niño a los rigores de la sala de cirugía. Sin embargo, existe un procedimiento quirúrgico que es casi un clásico de la edad infantil: la extirpación de las adenoides, una formación de tejido linfático situado en la zona de transición entre la nariz y la garganta que aparece en el segundo mes de vida.

adenoidesLas adenoides están formadas por un tejido similar al de las amígdalas, que está situado en la parte posterior de la nariz. No son visibles cuando se inspecciona la boca porque quedan escondidas detrás del paladar. Como las amígdalas, pueden sufrir desde procesos infecciosos hasta tumorales. Los más frecuentes son las inflamaciones provocadas por infecciones virales o bacterianas (por ejemplo, amigdalitis o angina pultácea).

Por qué se realiza el procedimiento

Distintos procesos -como infecciones reiteradas, alergia o factores irritantes- pueden provocar un aumento del tamaño de las adenoides y, como consecuencia, la persistencia de la inflamación. Estos cuadros clínicos, si bien configuran procesos benignos, pueden repetirse y llegar a poner en riesgo la vida del paciente.

El niño con adenoides grandes o con infecciones de adenoides puede presentar algunos De los siguientes síntomas:

• Dificultad para la respiración por la nariz, por lo que respira normalmente por la boca.
• Habla como si la nariz estuviera obstruida.
• Respira ruidosamente.
• Ronca durante el sueño.
• Adenoidectomia2

Puede tener pausas de apnea (deja de respirar durante unos pocos segundos mientras duerme).

• Catarros nasales, con moco permanentemente en la nariz.
• Tos nocturna.
• Otitis agudas con frecuencia.
• Ganglios en el cuello.
• Repercusión general y pérdida de peso, sobre todo en los lactantes.
• Fiebre.

La solución

El tratamiento inicial de las infecciones en las adenoides son los antibióticos. No obstante, ocurre que estos trastornos suelen ser recurrentes, y las adenoides hipertróficas producen verdadera dificultad respiratoria, con pausas de apnea y problemas en el habla, además de influir en la aparición de otitis. El otorrinolaringólogo indicará entonces su extirpación quirúrgica.

La adenoidectomía es una intervención rápida (alrededor de media hora), que se efectúa con la ayuda de un instrumento que se introduce por la boca y permite la extirpación de la mayor parte del tejido adenoideo.

Fuente: drdavidgrinstein.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.