Cifoescoliosis

0
874

La cifoescoliosis es una enfermedad en la que la columna vertebral presenta una curvatura anormal, vista tanto desde un plano frontal como desde uno sagital. Es una combinación de la cifosis y la escoliosis.

cifoescoliosisLa cifoescoliosis describe una curvatura anormal de la columna vertebral. Se trata de una combinación de cifosis y escoliosis. La cifoescoliosis es un trastorno musculoesquelético que provoca hipoventilación crónica de los pulmones y puede ser una de las principales causas de la hipertensión pulmonar. También se puede ver en la siringomielia, la ataxia de Friedreich y la distrofia muscular de Duchenne, debido al debilitamiento asimétrico de los músculos paravertebrales.

La laxitud articular generalizada e hipotonía muscular severa al nacer se ven en este tipo. La hipotonía muscular puede ser muy pronunciada y conduce a retraso en el desarrollo motor. Por ejemplo, los individuos que padecen de escoliosis en el nacimiento. La escoliosis es progresiva. El fenotipo es más a menudo grave, que con frecuencia resulta en la pérdida de la ambulación en la segunda o tercera década. La fragilidad de la esclerótica puede conducir a la ruptura del globo ocular después de un trauma menor.

La fragilidad de los tejidos incluyendo cicatrices atróficas y moratones pueden ser vistos. La ruptura arterial espontánea puede ocurrir fácilmente. Otros hallazgos pueden incluir hábito marfanoide, microcórnea y osteopenia radiológica considerable.

Resultado de una deficiencia de lisil hidroxilas

La cifoescoliosis es con mayor frecuencia en mujeres de edad avanzada, pero puede ocurrir tan pronto como el nacimiento. Los pacientes con la condición general, responden bien a tratamientos que van desde la terapia física a la cirugía, pero los tratamientos pueden ser indeseables. Sin embargo, si no se trata, la cifoescoliosis conduce a aumento de la discapacidad, el dolor e incluso la muerte por insuficiencia pulmonar.

Las vértebras superiores de la columna vertebral, naturalmente, tienen la curva hacia fuera de la mitad de la espalda y hacia el cuello. Cuando esta curva supera los 40 grados, una persona comienza a encorvarse y con el tiempo pueden desarrollar una espalda encorvada, experimentan dolor y dificultad para respirar, y tiene debilidad o parálisis en las piernas.

La cifoescoliosis se desarrolla cuando el ángulo entre las vértebras se reduce a menos de 5 grados. Esta compactación de las vértebras con mayor frecuencia en las personas mayores que padecen de osteoartritis, y más frecuentemente en mujeres que en hombres. La otra causa principal de la cifoescoliosis es la enfermedad de Scheuermann, que por razones desconocidas comienza causando los síntomas después de que el niño cumpla 10 años de edad. En raras ocasiones, los bebés nacen con cifoescoliosis.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Existen tres causas generales de escoliosis: Escoliosis congénita debido a un problema en la formación de las vértebras o costillas fusionadas durante el desarrollo prenatal. Escoliosis neuromuscular causada por problemas tales como control muscular deficiente, debilidad muscular o parálisis debido a enfermedades como parálisis cerebral, distrofia muscular, espina bífida y polio.

Escoliosis idiopática de causa desconocida y que aparece en una columna que previamente estaba derecha.

La escoliosis idiopática en adolescentes es el tipo más común. Algunas personas pueden ser propensas a presentar curvatura en la columna. La mayoría de los casos de escoliosis se presenta en niñas y el encorvamiento generalmente empeora durante el período de crecimiento. Los casos de escoliosis infantil y juvenil son menos comunes y normalmente afectan a un número similar de chicos y chicas.

Se puede sospechar de una escoliosis cuando uno de los hombros parece estar más alto que el otro o la pelvis parece estar inclinada, sin embargo, las personas sin entrenamiento generalmente no pueden notar la curvatura.

Hoy en día se están haciendo controles médicos rutinarios para la detección de escoliosis en las escuelas primarias y secundarias, y se están detectando tempranamente muchos casos que antes hubieran pasado inadvertidos hasta estar muy avanzados.

Puede haber fatiga en la columna luego de mucho tiempo de estar sentado o parado. Si hay irritación, el dolor puede ser persistente. Cuanto más grande sea la curva inicial de la columna, mayor será la posibilidad de empeoramiento de la escoliosis después de completarse el crecimiento. Las escoliosis severas (curvaturas en la columna mayores a los 100º) pueden causar problemas respiratorios.

Síntomas

Curvaturas anormales de la columna hacia los lados (lateralmente) Hombros y cadera que aparecen desiguales.Dolor de espalda o dolor en la parte baja de la espalda.Fatiga

Nota: la cifoescoliosis también puede presentar una curvatura anormal de adelante hacia atrás, con apariencia de “espalda redonda”. Ver cifosis.

Signos y exámenes

El médico realiza un examen físico, el cual abarca una prueba de flexión hacia adelante que le ayuda a definir la curva. El grado de curvatura visto en un examen puede subvalorar la curva real que se observa en una radiografía, de tal manera que es probable que cualquier niño al que se le encuentre una curva sea remitido para una radiografía. Además, el médico lleva a cabo un examen neurológico completo para buscar cualquier cambio en la resistencia, sensibilidad o reflejos.

Los exámenes pueden incluir entre otros:

  • Radiografía de la columna vertebral tomada desde el frente y de lado
  • Mediciones con un escoliómetro (un aparato para medir la curvatura de la columna)
  • IRM (en caso de observarse cambios neurológicos en el examen o si hay algo inusual en la radiografía)

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de la escoliosis, el tamaño y la localización de la curva y de qué tanto crecimiento se espera del paciente. La mayoría de los casos de escoliosis idiopática en adolescentes (menos de 20 grados) no requieren tratamiento, pero se les debe hacer un seguimiento frecuente, aproximadamente cada 6 meses.

A medida que las curvas empeoran por encima de los 25 a 30 grados en un niño que aún está creciendo, generalmente se recomienda el uso de un dispositivo ortopédico (corsé) para ayudar a disminuir la progresión de la curva. Se utilizan muchos tipos diferentes de dichos dispositivos que tienen nombres como el corsé Boston, corsé Wilmington, corsé Milwaukee y corsé Charleston, según los centros en los que fueron desarrollados.

Cada corsé o dispositivo ortopédico tiene una apariencia diferente y hay diferentes formas de utilizar cada tipo adecuadamente. La selección de un corsé y la manera de utilizarlo está determinada por muchos factores, que incluyen las características específicas de la curvatura del paciente. La decisión acerca del corsé exacto será tomada por el paciente y el médico.

Los corsés para la espalda no detienen el crecimiento de la curva, sino que utilizan presión para ayudar a enderezar la columna y se pueden ajustar durante el crecimiento. Estos dispositivos no funcionan en los casos de escoliosis congénita o neuromuscular y son menos efectivos en los casos de escoliosis idiopática infantil o juvenil.

Por lo general, una curvatura de la columna de 40 grados o más requiere una cirugía para su corrección, debido a que las curvas tan pronunciadas presentan un elevado riesgo de empeorar aún después de detenerse el crecimiento óseo.

La cirugía implica corregir la curvatura (aunque no toda) y fusionar los huesos en la curva. Los huesos se mantienen en su lugar con una o dos varillas de metal sostenidas con ganchos y tornillos hasta que el hueso sane. Algunas veces, la cirugía se efectúa a través de un corte hecho en la espalda, en el abdomen o por debajo de las costillas. Puede ser necesario un corsé o dispositivo ortopédico después de la cirugía para estabilizar la columna vertebral.

Las limitaciones impuestas por los tratamientos tienden a ser emocionalmente difíciles y pueden perjudicar la imagen de sí mismo, sobre todo en los adolescentes. Por lo tanto, es importante el apoyo emocional para ajustarse a estas limitaciones.

Los fisioterapeutas y los ortopedistas (especialistas en aparatos ortopédicos) pueden ayudar a explicar los tratamientos y asegurarse de que el corsé o dispositivo ortopédico quede ajustado en forma cómoda.

Pronóstico

Los resultados dependen de la causa, localización y severidad de la curva. Cuanto mayor sea ésta, mayores serán las probabilidades de que empeore la afección una vez finalizado el crecimiento. Los casos leves que se tratan únicamente con un corsé se resuelven bien y las personas tienden a no presentar problemas a largo plazo, excepto un aumento en la tasa de dolor en la parte baja de la espalda a medida que envejecen.

Igualmente, las personas con escoliosis idiopática corregida quirúrgicamente tienen buenos resultados y pueden llevar vidas activas y sanas.

Los pacientes con escoliosis neuromuscular tienen otro trastorno serio (como parálisis cerebral o distrofia muscular), por lo tanto sus objetivos son muy distintos. A menudo, el objetivo de la cirugía es simplemente que el niño se pueda sentar derecho en una silla de ruedas.

Los bebés con escoliosis congénita tienen una gran variedad de defectos congénitos subyacentes. El manejo de esta enfermedad es difícil y a menudo requiere muchas cirugías.

Complicaciones

  • Se pueden presentar problemas emocionales o baja autoestima como consecuencia de la dolencia o su tratamiento (específicamente con el uso de un corsé).
  • Daño al nervio o a la médula espinal debido a la cirugía o debido a una curva severa que no ha sido corregida.
  • Incapacidad del hueso para fusionarse (muy raro en la escoliosis idiopática).
  • Infección en la columna después de la cirugía.
  • Artritis en la parte baja de la espalda y dolor en los adultos.
  • Problemas respiratorios por la curva severa.
  • Situaciones que requieren asistencia médica: Se debe consultar al pediatra si se sospecha que el niño o la niña puede tener escoliosis.

Fuente: ecured.cu

Artículo anteriorEstudio analiza el éxito de las operaciones en contra la obesidad: ¿Cuál es la más efectiva?
Artículo siguienteCirugías plásticas seguras, ¿Qué se debe tener en cuenta?
Edgar Sempértegui Soria

CURRICULUM

DATOS PERSONALES:

Universidad de Egreso:
Universidad Mayor de San Simón – Cochabamba

Estudios de Post Grado:
Universidad Nacional Autónoma de México – México D.F.
I.M.S.S. – Instituto Mexicano de Seguro Social
I.S.S.S.T.E. – Instituto de Seguridad y Servicios Sociales De Los Trabajadores Del Estado.

Idiomas: Español, Inglés

AREAS DE INTERÉS:

Tratamientos ortopédicos y traumatológicos en general
Reemplazos articulares de hombro, cadera y rodilla
Correcciones ortopédicas y quirúrgicas de deformidades
Alargamiento de extremidades congénitas o adquiridas
Tratamiento de fracturas y luxaciones
Tratamiento de afecciones deportivas
Cirugía con Fluoroscopia Transoperatoria (sin corte de piel)
SEGUROS Y CONVENIOS:

Plus Salud, Aliansa, Bisa.

ACTIVIDAD HOSPITALARIA O CENTROS DE TRABAJO:

Caja Petrolera de Salud – Santa Cruz Bolivia
Clínica Niño Jesús

ANTECEDENTES ACADÉMICOS:

Docente de Anatomía Humana – Universidad Católica Boliviana
Docente Titular y Responsable de Traumatología y Ortopedia – Universidad Católica Boliviana
Docente de Anatomía Humana – Universidad Autónoma Gabriel René Moreno
Docente Instructor del Internado Rotatorio en el Área de Cirugía Ortopédica en el Hospital Petrolero
Instructor de la Osteosíntesis en Bolivia – Otorgado por DAVOS – Suiza

MEMBRESÍAS:

Miembro Titular del Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología Traumatología A.C. (Mexico D.F.)
Miembro Titular de la Sociedad Latinoamericana de Ortopedia y Traumatología
Miembro Titular de la Sociedad de Ortopedia y Traumatología Filial Santa Cruz
Miembro del Directorio (Secretario de Actas) de la Sociedad Cruceña de Ortopedia y Traumatología. Gestión 1998 – 2006

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.