Blefaroplastia, todo lo que deberías saber

0
1

La blefaroplastia es un tipo de cirugía que se realiza para reparar los párpados caídos y puede consistir en la eliminación de exceso de piel, músculo y grasa. A medida que envejeces, los párpados se estiran y los músculos que los sostienen se debilitan. En consecuencia, se puede acumular un exceso de grasa arriba y abajo de los párpados, lo cual provoca cejas flácidas, párpados superiores caídos y bolsas debajo de los ojos.

Aparte de parecer que tienes más edad, una flacidez importante de la piel alrededor de los ojos puede reducir la visión lateral (visión periférica), especialmente en las partes superior y externa del campo visual. La blefaroplastia puede reducir o eliminar los problemas de visión y hacer que los ojos parezcan más jóvenes y más alerta.

Para ayudarte a decidir si te conviene someterte a una blefaroplastia, investiga acerca de cuáles son tus expectativas realistas, además de los riesgos y beneficios de esta intervención.

Por qué se realiza

Tal vez estés pensando en realizarte una blefaroplastia si tienes los párpados flácidos o caídos y no puedes abrirlos por completo o si estos empujan hacia abajo a los párpados inferiores. Remover exceso de tejido de los párpados superiores puede mejorar la visión. La blefaroplastia de los párpados superiores e inferiores puede darle a los ojos una apariencia más joven y alerta.

La blefaroplastia puede ser una opción si presentas las siguientes características:

  • Bolsas o flacidez en los párpados superiores
  • Exceso de piel en los párpados superiores que interfieren con la visión periférica
  • Exceso de piel en los párpados inferiores
  • Bolsas debajo de los ojos

Puedes realizarte la blefaroplastia al mismo tiempo que te realizas otro procedimiento, como un levantamiento de cejas, un estiramiento facial o un rejuvenecimiento cutáneo.

La cobertura del seguro puede depender de si la cirugía repara un trastorno que afecta la visión. Si te realizas la cirugía solamente para mejorar tu aspecto, probablemente el seguro no cubra el costo. La blefaroplastia de los párpados inferiores casi siempre se realiza solo por motivos estéticos.

Riesgos

Los posibles riesgos de la cirugía de párpados comprenden:

  • Infección y sangrado
  • Ojos secos e irritados
  • Dificultad para cerrar los ojos u otros problemas con los párpados
  • Cicatrices evidentes
  • Lesión en los músculos del ojo
  • Cambios de color en la piel
  • La necesidad de una cirugía de seguimiento
  • Visión temporalmente borrosa o, en casos excepcionales, pérdida de la visión
  • Riesgos relacionados con las cirugías en general, que comprenden reacciones a la anestesia y la formación de coágulos sanguíneos

Habla con el médico acerca de la manera en que los riesgos quirúrgicos pueden afectarte. Comprender qué implica la blefaroplastia y considerar los beneficios y los riesgos puede ayudarte a decidir si este procedimiento es una buena opción.

Cómo prepararse

Antes de programar una blefaroplastia, te reunirás con un cirujano plástico y con un especialista en ojos (oftalmólogo) o un cirujano plástico especializado en cirugías de los ojos (cirujano oculoplástico) para hablar acerca de lo siguiente:

  • Tu historia clínica. El cirujano realizará preguntas acerca de cirugías anteriores y de trastornos previos o actuales, como ojos secos, glaucoma, alergias, problemas circulatorios, problemas de tiroides y diabetes. El médico también preguntará acerca del consumo de medicamentos, vitaminas, suplementos de hierbas, alcohol, tabaco y drogas.
  • Tus expectativas. Una discusión honesta acerca de tus expectativas y motivaciones para la cirugía ayudará a establecer el escenario para un resultado satisfactorio. El cirujano hablará contigo acerca de si el procedimiento podría o no funcionar en tu caso.

Antes de la cirugía de párpados, deberás realizar:

  • Una exploración física. El cirujano realizará una exploración física que podría comprender un análisis de la producción de lágrimas y la toma de medidas de algunas partes de los párpados.
  • Un examen de la visión. El oftalmólogo te examinará los ojos y evaluará la visión, incluida la visión periférica. Este punto es necesario para respaldar un reclamo al seguro.
  • Fotografías de los párpados. Se tomarán fotografías de los ojos desde diferentes ángulos. Estas fotos ayudan a programar la cirugía, evaluar los efectos inmediatos y a largo plazo y a respaldar un reclamo al seguro.

Además te pedirán lo siguiente:

  • Deja de tomar warfarina (Coumadin, Jantoven), aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), naproxeno sódico (Aleve, otros), naproxeno (Naprosyn) y cualquier otro medicamento o suplemento de hierbas relacionado con el aumento del sangrado. Pregúntale al médico cuánto tiempo antes de la cirugía tienes que suspender el uso de estos medicamentos. Toma solamente los medicamentos aprobados por el cirujano.
  • Deja de fumar varias semanas antes de la cirugía. El tabaquismo puede reducir la capacidad de cicatrización después de la cirugía.
  • Pídele a otra persona que te lleve y te traiga hasta el lugar de la cirugía, si es una cirugía ambulatoria. Programa que alguien se quede contigo durante la primera noche después de regresar de la cirugía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.