Aumento de glúteos con grasa vs prótesis, ¿cuál es mejor?

0
6

Dentro de las cirugías plásticas de contorno corporal el aumento de glúteos con grasa propia es una opción para remodelar esta zona. Debido al sedentarismo esta parte del cuerpo es una de las que más fácilmente pierde volumen y forma.

El paso del tiempo o los hábitos de vida poco saludables o los trabajos que implican estar mucho tiempo sentados o de pie, al final inciden en el contorno de los glúteos. De igual modo, se puede presentar lipodistrofia, un trastorno del metabolismo de las grasas, que afecta a esta parte y la perjudica estéticamente.

Para mejorar sus aspecto podemos aplicar un tratamiento específico conocido como gluteoplastia que se puede realizar con implantes, generalmente de silicona, o con grasa autóloga, es decir, del propio paciente, que normalmente se obtiene del abdomen. Las dos técnicas tienen sus pros y sus contras, por lo que decantarse por una u otra dependerá de cuestiones que tanto el cirujano plástico como el cliente deberán analizar para determinar cuál de ellas es la más conveniente en su caso.

Candidatos ideales para aumento de glúteos

Las personas idóneas para someterse a una gluteoplastia son que aquellas que se encuentren un estado óptimo de salud y que deseen cambiar su imagen porque desean mejorar su aspecto exterior.

En ocasiones la práctica de ejercicios no consigue perfeccionar los glúteos, por lo que si tienes claro que quieres mejorar la silueta a través de este método, y tus perspectivas son realistas, serás un buen candidato para someterte a esta intervención.

Limitaciones

Aumento de glúteos con grasa vs prótesis, ¿cuál es mejor? 1Existen una serie de limitaciones para realizar este tipo de intervención:

  • Presentar irregularidades en la piel
  • Tener alteraciones a causa de cicatrices
  • Flacidez cutánea inferior
  • Exceso de grasa la zona de debajo del glúteo (lo que se conoce como deformidad en banana)

Aumento de glúteos con grasa

El aumento de glúteos con grasa del propio paciente implica la utilización de grasa de otras zonas del cuerpo, por lo que éste debe tener la suficiente cantidad para después transferirla al lugar de destino.

El procedimiento consiste en realizar primero una liposucción para extraer la grasa, que generalmente suele ser del abdomen, pero también de los muslos o cartucheras, en el caso de que fuera necesario.

Esa grasa se tiene que “purificar”, es decir, tenemos que dejarla en estado puro, quitándola el aceite y la sangre que la componen. Esto se realiza en el momento mediante un proceso de centrifugado. La grasa obtenida es la que se infiltrará en los glúteos.

  • La recuperación del aumento de glúteos con grasa es menos dolorosa y más rápida, en líneas generales.
  • No se utilizan materiales artificiales.
  • El postoperatorio es más cómodo porque, entre otras cosas, se puede dormir en cualquier postura.
  • Sólo tendremos una leve cicatriz por la práctica de la liposucción.
  • El proceso es sencillo y permite obtener resultados muy naturales.

Desventajas

La grasa se absorbe, de modo que posiblemente haya que realizar una segunda operación para realizar los ajustes pertinentes, pues puede que en un primer momento no se disfrute de un resultado uniforme.
Aumento de glúteos con implantes
Aumento de glúteos con grasa vs prótesis, ¿cuál es mejor? 2Los implantes de glúteos escogidos dependerán de la fisonomía del paciente y de qué expectativas tenga o de sus gustos personales. Una vez escogida la forma y textura, el proceso para colocarlos consiste en la realización de un pliegue interglúteo, cuidando de que la cicatriz se disimule al máximo.

Después se crea un bolsillo para ubicar la prótesis correctamente y se procede a la sutura. Será necesario llevar apósitos durante unos días.

Ventajas

Las prótesis de glúteos permiten obtener una forma muy definida de la zona debido a la gran variedad de implantes que actualmente hay en el mercado.
Son de silicona, de alta cohesividad y no son tóxicos. Los hay lisos o texturizados, y con distintas formas: redondos, anatómicos u ovalados. Lo más común es emplear prótesis biodimensionales, que tienen la peculiaridad de que se adaptan a la silueta del paciente.
Se puede combinar con otras técnicas para conseguir una remodelación más completa.

Desventajas

La recuperación puede resultar más dolorosa y larga. Se emplean materiales artificiales. Durante un tiempo será necesario dormir bocabajo.
Las prótesis pueden desplazarse y provocar asimetría en las nalgas. No obstante, no es algo que suela ocurrir con frecuencia porque los implantes se colocan por encima de la zona donde apoyamos los glúteos al sentarnos.

¿Qué cirugía es mejor?

Una vez que el paciente sepa en qué consiste el aumento de glúteos con grasa y con implantes, deberá evaluar con el cirujano plástico qué es lo más recomendable en su caso. Como pacientes debemos explicar al médico qué es lo que esperamos de la operación y cómo deseamos que sean nuestros glúteos tras la intervención.

El profesional analizará las características del paciente y junto a lo dicho anteriormente, ambos han de llegar a la mejor solución. Por lo tanto, una cirugía plástica no es mejor que la otra, se trata de dos tipos de métodos a los que podemos acceder si buscamos darle otro aspecto a nuestras nalgas.

drlalinde.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.