Aumenta tu confianza

0
147

Las cirugías para el aumento de glúteos están siendo cada vez más solicitadas por las mujeres de diferentes edades, y con ellas también aumentan el número de opciones disponibles para llevar a cabo este cambio.

La indicación para la cirugía plástica de aumento de glúteos básicamente es el deseo de mejorar la forma de los glúteos, ya sea por la falta de volumen o la caída de ellos, algunas otras pueden ser defectos o asimetrías ya sea por secuelas de enfermedades o accidentes, así como alteraciones o fallas en el desarrollo.

Para un proceso exitoso, es conveniente saber si uno es candidato a la intervención. Un primer aspecto es el grado de insatisfacción del paciente respecto a su zona trasera, y que sea suficiente para aceptar el uso de implantes, pese a la necesidad de someterse a una intervención quirúrgica para ello. Otro punto es tener certeza de que ese deseo obedezca a su propia necesidad y no al sueño de satisfacer a otra u otras personas.

Si se decide por la operación, lo que obtendrá luego serán unos glúteos mejores en forma y tamaño, lo que beneficia a la figura en general y por lo tanto a la autoestima de la persona y su sensación de bienestar. Además de ser mayor de edad, un requisito indispensable es el óptimo estado de salud (físico y mental) y estar debidamente informado del procedimiento para poder autorizarlo. Eso incluye los posibles riesgos, como en toda intervención, y algunos efectos secundarios que se verán en el periodo posoperatorio. Dado que la salud está involucrada, es muy importante elegir al cirujano plástico cuidadosamente y solicitar una consulta con él o ella; en esta reunión el cirujano examinará su trasero y le dará su opinión profesional sobre la conveniencia de realizárselo o no, así como sobre el procedimiento.

LA GLUTEOPLASTIA PUEDE HACERSE DE 2 MANERAS:

Con inyección de grasa. La técnica consiste en extraer del paciente una cantidad de grasa suficiente a fin de que sea reinyectada en el glúteo. Las incisiones realizadas para extraer la grasa son mínimas.

Con implantes/ prótesis. El implante está destinado a reconstruir el perfil de la parte superior del glúteo.

CON PRÓTESIS

La cirugía se realiza haciendo un corte de 4 centímetros aproximadamente en la línea que hay entre ambos glúteos, a través de allí se llega hasta un bolsillo que se ubica debajo del glúteo mayor colocándose una prótesis especial para tal efecto.

Tipos de implantes usados en la gluteoplastia con prótesis

Un implante de glúteo es un envoltorio de silicona relleno con gel de silicona.

Cada vez evolucionan mas las prótesis y la tendencia actual es colocar prótesis biodimensionales o sea prótesis con forma adaptadas a las características del glúteo y rellenas con un gel que en vez de ser liquido es cohesivo (con unas características físicas similares la gelatina).

Recuperación

Durante los primeros 10 días el paciente no debe estar sentado más de lo necesario, y debe hacerlo de una forma que su peso no comprima la zona operada.

Las primeras semanas debe dormir boca abajo. Durante las primeras 6 semanas evitar cualquier tipo de ejercicio físico que involucre la participación del glúteo.

Dolor

Esta intervención es relativamente dolorosa, pero gracias a la eficacia de los analgésicos podrá sentirse mejor en un menor tiempo.

CON INYECCIÓN DE GRASA

La técnica de inyección de grasa para el aumento de los glúteos es una novedosa técnica que ofrece resultados naturales y estéticos a aquellas personas que desean aumentar el volumen de sus glúteos y que no quieren implantes de silicón. La inyección de grasa tiene la ventaja de que permite al cirujano colocar la cantidad necesaria en aquellas partes que sean requeridas, facilitando el modelado de los glúteos.

Por otra parte la inyección de grasa no tiene los inconvenientes posibles de rechazo, de formación de cápsulas, infecciones o asimetrías como en los casos de las prótesis glúteas de silicón. De hecho cada día es esta la técnica más utilizada para aumentar el volumen de los glúteos en vez de utilizar implantes o prótesis de silicón. Además la técnica es más sencilla y no causa dolor en el posoperatorio como en la cirugía de prótesis.

Intervención

La técnica consiste en aspirar grasa de alguna parte del cuerpo (caderas, revolveras, cintura o espalda), para luego inyectarla en las zonas de los glúteos que necesiten ser tratadas, a través de 2 incisiones pequeñas.

La cicatriz es de 3mm de longitud en cada una de las zonas de donde se recolectó grasa. Cicatrizan en 3 días y rápidamente se vuelven casi imperceptibles.

Fuente: elsiglodetorreon.com.mx

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.