Advierten riesgo cardiovascular en un analgésico muy común

0
71

cardivascular-analgesicoEl diclofenaco, es el medicamento más utilizado del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) en 15 países estudiados y se incluye entre los medicamentos esenciales en las listas de 74 países de medianos y altos ingresos, a pesar de su conocida tendencia a causar ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares en pacientes vulnerables, según alerta un estudio publicado en la revista PLoS Medicine.

Este riesgo, dicen los autores del trabajo, es casi idéntico al de Vioxx (rofecoxib) -un inhibidor de la COX-2, que fue retirado de la venta en todo el mundo en 2004 debido al riesgo cardiovascular. Esta hace que los expertos soliciten que el diclofenaco también sea eliminado de las listas de medicamentos esenciales y se revoquen las autorizaciones globales de su venta.

En España existen comercializadas formas de administración oral (cápsulas, comprimidos, comprimidos dispersables, cápsulas y comprimidos de acción retard), parenteral (ampollas para administración intramuscular) y rectales (supositorios) de diclofenaco. Los más usados en nuestro país son Voltaren, Artrotec, Di Retard, Dicloabac, Dolo Voltaren, Dolotren, Luase o Normuen.

Y según el último informe de la Agencia Española del Medicamento, de octubre de 2012, basado en una amplia revisión de estudios metanálisis de ensayos clínicos y de estudios observacionales, así como de diversos estudios observacionales recientemente publicados y del proyecto de investigación independiente “Safety of non-steroidal anti-inflammatory drugs” (SOS) , el diclofenaco parece tener un mayor riesgo cardiovascular respecto a otros AINE, y similar al observado para los inhibidores de la COX-2. El documento subraya que la información sobre el efecto de la dosis de diclofenaco sobre el riesgo cardiovascular, aunque limitada, parece indicar que el riesgo cardiovascular se incrementa con dosis superiores a 100 mg/día. Pero añade: «se debe tener en cuenta que aunque el perfil de riesgo cardiovascular pudiera ser más desfavorable para diclofenaco con respecto a naproxeno o ibuprofeno, el incremento de riesgo observado es moderado».

Desde hace más de una década, se sabe que algunos AINE como el diclofenaco se asocian con más complicaciones cardiovasculares que otros AINE como el naproxeno, pero en un análisis de las listas de medicamentos esenciales de 100 países, Patricia McGettigan, del Barts and London School of Medicine (Gran Bretaña), y Henry David, del Instituto de Ciencias Clínicas de Evaluación de la Universidad de Toronto (Canadá), detectaron que el diclofenaco estaba incluido en las listas de medicamentos esenciales de 74 países mientras que el naproxeno, una alternativa, según los investigadores, mucho más segura, en sólo 27.

Más vendido

Por otra parte, en un análisis en profundidad de las ventas y prescripciones de AINE en una selección de 15 naciones de bajos, medios y altos ingresos con información a partir de 2011, se constató que las ventas de diclofenaco (o prescripción, en el caso de Inglaterra y Canadá) fueron tres veces más altas que las de naproxeno. Según los autores, estos resultados demuestran que las pruebas sobre los riesgos asociados con diclofenaco se han traducido mal a la práctica clínica. McGettigan destaca que diclofenaco no tiene ninguna ventaja en términos de seguridad gastrointestinal y tiene una desventaja clara cardiovascular. Hay fuertes argumentos para revocar las autorizaciones de comercialización a nivel mundial», mientras que Henry añade que «teniendo en cuenta la disponibilidad de alternativas más seguras, diclofenaco debe ser eliminado de la lista de medicamentos esenciales.

En otro artículo, K. Srinath Reddy, de la Fundación de Salud Pública de India, y Roy Ambuj, del Instituto All India de Ciencias Médicas, dicen que los resultados de este estudio sugieren la acción inmediata para eliminar el diclofenaco de listas nacionales de medicamentos y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) debería proporcionar información sobre la seguridad de los AINE. Sin embargo, según Reddy y Roy, no es sólo el caso de diclofenaco versus naproxeno lo que está en juego, sino que el desafío más amplio es asegurar que todos los responsables de la seguridad de los pacientes toman decisiones informadas de manera adecuada y oportuna.

Fuente: abc.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.