Vampiro facial, ¿otra “alocada” tendencia estética?

0
50

La “eterna juventud” es el sueño beauty de todos los hombres y mujeres, así como el reto permanente de la Cirugía Estética y Plástica. Rejuvenecer se torna en una obsesión que nos empuja a someternos a distintas terapias, técnicas y tratamientos que nos lleven, aunque sea, hacia una ligera mejoría de esas primeras arrugas y líneas de expresión que aparecen en el rostro. Las tecnologías pioneras y la nueva Medicina Estética juegan un papel importante en la materia pero, ¿dónde está el límite?

vampiro facialLa nueva tendencia del Vampiro facial está revolucionando las Redes Sociales, especialmente Instagram, donde podemos encontrar a diversas celebrities de la talla de Kim Kardashian con la cara, literalmente, inyectada de sangre.

Esta moda viral viene de EE.UU y consiste en tomar sangre del brazo del paciente para luego centrifugarla separando el plasma y las plaquetas de los eritrocitos, de forma que el plasma rico en plaquetas se pueda esparcir por la cara y el escote a modo de mascarilla. Eso sí, la cara pasará antes por una serie de pinchazos (como si de una sesión de acupuntura se tratara) para que pueda absorber mejor la sangre a la hora de aplicarla encima.

Esta técnica antiaging, la más “gore” hasta el momento, se vende como una alternativa natural para devolver al rostro años de juventud y luminosidad. Y es que, según algunos médicos norteamericanos, el plasma centrifugado estimula la producción de colágeno tersando la epidermis.

Y es que, aunque parezca, nunca mejor dicho, una sangría desagradable, parece que no es más doloroso que una inyección de botox. Ahora bien, el precio oscila entre los 1.000 y los 2.500 euros por sesión.

En nuestro país, el cantante Segio Dalma reconoce haber probado ya el Vampiro facial y la verdad es que se muestra encantado con los resultados. Ahora habrá que ver que opinan nuestros médicos estéticos y los cirujanos plásticos de nuestro país… ¿Y tú, te animarías a sumarte a la tendencia del invierno?

Fuente: consalud.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.