Quimioterapia esperanzadora

Nuevo fármaco que se administra vía oral sustituye hoy las transfusiones sanguíneas, la quimioterapia y el trasplante de médula ósea en el tratamiento de los síndromes mielodisplásicos (SMD).

quimioterapia-esperanzadoraLa lenalidomida, también utilizada contra el mieloma, demostró efectividad en el control de aquellos padecimientos, se informó en el Congreso de la Asociación Europea de Hematología que se realizó en Estocolmo, Suecia, como ya dimos cuenta.

Mutaciones en los cromosomas ocasionan los síndromes mielodisplásicos. Una de las más severas es la que ocurre en el cromosoma “del 5Q” y también se puede tratar con el fármaco mencionado.

El doctor Aristóteles Giagounidis, del hospital Dusseldorf de Alemania, señaló que las transfusiones sanguíneas eran un paliativo para prolongar la vida de los pacientes con SMD, pero llegaba el momento en que, después de numerosas, el organismo creaba anticuerpos que hacían que la sangre fuera detectada como cuerpo extraño y el éxito de la transfusión se perdía.

Transplantes

Otra opción era el trasplante de médula ósea, que no resultaba muy recomendable por su alto riesgo.

Cuando se hacía este trasplante y no funcionaba, el paciente decaía rápidamente y ya no respondía al tratamiento farmacológico.

“Quimios” fuertes

La quimioterapia, enfocada a matar a las células malignas, es otra alternativa con inconvenientes debido a que debe realizarse una “quimio fuerte”, y esto hace que sólo los pacientes jóvenes puedan resistirla; empero, la mayoría de los enfermos son personas mayores, explicó el experto.

Según indicó, sólo uno de cada seis pacientes con SMD sobreviven a la quimioterapia. Por eso es muy importante un fármaco que se administre vía oral y con sólo tomar una pastilla al día controle la enfermedad. Bergit Korschan-Kuhle, paciente con SMD, asistió a la sesión de trabajo médica para dar testimonio de cómo la lenalidomida le cambió la vida.

Tenía que acudir al hospital a recibir transfusiones sanguíneas, y todo lo que esto representaba la sumió en la depresión.Reveló que 220 veces fue a recibir transfusiones de sangre y en cada sesión pensaba si sería la última de su vida.Cuando se integró al grupo de pacientes para el protocolo del uso de lenalidomida, las cosas co menzaron a cambiar: paulatinamente fue mejorando y mantuvo una buena condición de salud.

Bergit es una de las pacientes en las que se logró la remisión del padecimiento y se mantiene estable. Para lograrlo sólo toma una pastilla al día.Axel Glasmacher, representante del boratorio Celgene, que produce Revlimid (lenalidomida), manifestó que el objetivo es cambiar el curso de la atención a la salud humana, realizar aportaciones que ayuden a los pacientes.

La farmacéutica, con presencia en Europa desde 2006, se enfocada en la investigación y desarrollo de medicamentos específicos para hematología, oncología y tumores sólidos. Estudia las condiciones raras y severas relacionadas con esas áreas. Actualmente atienden 17 padecimientos raros, entre ellos el SMD. Se estima que hay 4.1 casos por cada 100 mil habitantes.

Los síndromes mielodisplásicos son un grupo de trastornos en los que la médula ósea interrumpe la producción de células de la sangre y plaquetas, lo cual propicia anemia grave, infeccionnes y sangrado.

El número de células de la sangre y las plaquetas afectadas puede estar asociado a los subtipos de alto o bajo riesgo de SMD, o indicar un mayor riesgo de progresión a leucemia mieloide aguda (AML).En los casos más avanzados, la maduración de los glóbulos se ve gravemente afectada y las células a menudo no maduran en glóbulos rojos y plaquetas.

Actualmente la incidencia es de aproximadamente 4.1 casos por cada 100 mil habitantes.

Fuente: yucatan.com.mx

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *