Qué son las várices ?

Es posible que ya las hayas visto antes: líneas gruesas, azules o moradas, en las piernas de las personas mayores que se parecen al trazado de los mapas de carreteras. Y tal vez te hayas preguntado: “¿Qué diablos es eso?” Pues bien, se trata de venas.

varicezPero, un momento, ¿y cómo es que tu no las tienes? ¿Y por qué son tan distintas, por ejemplo, a las venas que tienes en la cara interna de la muñeca? Se debe a que esas venas de las personas mayores son varices.

Los vasos sanguíneos: aspectos fundamentales

Entonces, ¿qué es una váriz? Se trata de una vena que se ha dilatado y se ha llenado de sangre. Para entender qué es lo que ocurre, aprendamos algunas cosas sobre qué hacen las venas.

Tenemos venas y arterias recorriendo todo nuestro cuerpo. Son pequeños tubitos que trasportan sangre hasta y desde cada una de las distintas partes de nuestro cuerpo, de la punta de la nariz hasta las puntas de los dedos de los pies. El recorrido de la sangre empieza con el bombeo del corazón. Cuando el corazón late, bombea sangre y la desplaza a través de esos diminutos tubos. Las arterias trasportan la sangre desde el corazón hasta el resto del cuerpo, y las venas trasportan la sangre desde las distintas partes del cuerpo hasta el corazón.

La sangre que sale del corazón y se dirige al resto del cuerpo a través de las arterias es rica en oxígeno y por eso es de un color rojo intenso. Pero la sangre procedente del cuerpo que llega al corazón a través de las venas es más oscura porque el cuerpo ya ha utilizado el oxígeno que contenía. Por eso las venas se ven azules o moradas.

¿Cuál es la causa de las varices?

Trasportar toda la sangre por todo el cuerpo es una tarea muy dura. Para desempeñar su papel, las venas están llenas de válvulas que ayudan a que la sangre siga circulando en la dirección adecuada. Las válvulas son puertecitas que se cierran después de que pase la sangre a su través para tener la seguridad de que la sangre sigue avanzando, sin fluir hacia atrás.

Pero, conforme la gente va envejeciendo, las válvulas de sus venas pueden dejar de funcionar como es debido. Cuando esto ocurre, parte de la sangre se puede quedar estancada en una vena, en vez de seguir avanzando como debería. Esto hace que la vena se dilate, y una vena dilatada e hinchada es una variz.

Las varices suelen aparecer en piernas, tobillos y pies porque estas partes del cuerpo son las que están más lejos del corazón. La fuerza de gravedad desplaza la sangre hacia las piernas y los pies cuando estamos de pie o sentados. Por lo tanto, las venas deben trabajar mucho más para impulsar la sangre de vuelta hacia el corazón, y algunas de estas venas se deterioran con el paso del tiempo.

Las varices se ven como si estuvieran retorcidas o trenzadas, son de color azul o morado y sobresalen, lo que significa que se ven como si estuvieran en la parte más externa de la piel. Pueden ser molestas al tacto o doler, sobre todo después de que la persona lleve mucho tiempo sentada o de pie. La gente que tiene varices es posible que también tenga las piernas pesadas y doloridas.

¿Quién las desarrolla?

Las varices son más frecuentes en las mujeres, y la gente tiende a desarrollarlas cuando envejece. Pueden ser de origen genético. Esto significa que, si tu madre o tu hermana las tienen, es posible que tú también las desarrolles. Cosas que comprimen o que ejercen presión sobre piernas y pies, como tener sobrepeso o estar de pie durante mucho tiempo seguido cada día y sin hacer ejercicio, favorecen la formación de varices. Algunas mujeres las desarrollan durante el embarazo.

Si hay alguien que conoces que tenga varices, no le ocurre nada grave. Generalmente las varices son bastante inofensivas. Pero la gente que tiene problemas asociados a las varices, como el dolor, puede ir al médico para que se las quiten.

Para eliminar las varices, algunas de las cosas que hacen los médicos es tratarlas con la luz de un láser especial o bien utilizar una técnica denominada escleroterapia. En la escleroterapia, el médico inyecta un líquido dentro de la vena que hace que las varices se resequen. Los dos tratamientos que acabamos de describir son bastante habituales.

Por suerte, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir las probabilidades de tener varices cuando envejezcas. En primer lugar, mantén tu sangre en movimiento haciendo ejercicio físico con regularidad. ¡Si mantienes tu cuerpo en forma, también ayudarás a tus venas a estar en forma! Así mismo, no comprimas ni ejerzas presión sobre tus piernas o pies y evita estar sentado o de pie durante demasiado tiempo seguido sin desplazarte. ¡Ayuda a mantener tu sangre circulando bien por tu cuerpo y él te lo agradecerá!

Opinión

La Dra. Roxana B. BurgosPortillo, Médico Familiar, Caja Nacional de Salud de La Paz, Bolivia, nos comenta:

“Las várices se producen mayormente en personas de la tercera edad. Estos ensanchamientos de los vasos sanguíneos agrupan y forman trombos que pueden migrar desde las extremidades hasta el cerebro, los pulmones, el corazón y desencadenar embolia cerebral, embolia pulmonar, accidente cerebro vascular e infarto de miocardio.

Otro problema que se puede presentar debido a la mala circulación de la sangre producto de las várices,  es la hinchazón a nivel de los tobillos, porque  el plasma que es el componente líquido de la sangre, tiende a salir al espacio intersticial, vale decir al espacio que existe entre célula y célula del tejido adyacente a las paredes de las arterias y por lo tanto todo este líquido formara edema, las extremidades estarán hinchadas generalmente por las noches.

Para esta alteración vascular, recomendamos el uso de medias elásticas, las cuales comprimiran las várices para mejorar el flujo sanguíneo, hay que evitar desde muy jóvenes estar mucho tiempo de pie o sentado. No vestir con prendas muy apretas y hacer ejercicios para mejorar la circulación.

A estás personas se las trata mediante medicación y por lo general se administra el ácido acetil salicílico también llamada aspirina” Indica.

Dra. Roxana B. Burgos Portillo
Médico Familiar
Policlínico Miraflores, C. N. S.
Consulta privada: Av. Argentina No. 1860
La Paz –  Bolivia

Fuentes:
kidshealth.org
Dra. Roxana B. BurgosPortillo

Te puede interesar...

Deja un comentario