Método Aspire: Una alternativa a la Cirugía Bariátrica

El término “Globesity” es el resultado de la fusión de dos palabras: obesidad y globalidad. Esta traduce el grave problema de Salud Pública con el que nos enfrentamos en el siglo XXI. Las dietas fáciles y sin esfuerzo, los medicamentos de parafarmacia, inundan la información diaria para atraernos hacia un perfil de peso ideal y de figura estilizada de forma cómoda. Cuando la dieta fracasa, damos un paso más y recurrimos a métodos más agresivos que se publicitan en clínicas de estéticas o en internet. Pero ¿qué hay de verdad o ficción en todo esto? Es fácil hacer negocio de un grave problema de Salud, de una enfermedad que si no solucionamos precozmente tendrá graves consecuencias derivadas de enfermedades asociadas como la diabetes, la hipertensión, la hiperlipidemia, la apnea de sueño o la cardiopatía isquémica, sin olvidar las graves limitaciones físicas derivadas del desgaste ostearticular que povoca el exceso de peso.

metodo aspire bariatricaMétodo Aspire. Se trata de un dispositivo que permite al paciente succionar y vaciar un tercio de los alimentos contenidos en el estómago mediante una sonda que atraviesa la pared abdominal y la pared gástrica. El paciente conecta la sonda a una aspiradora trituradora 15 minutos después de comer para vaciarse el contenido gástrico. Sacar la comida libremente desde el estómago después de comer es lo que se define como bulimia y clásicamente se ha realizado mediante el vómito provocado.

alternativa cb Este procedimiento no es más que un elemento que desde el punto de vista psicológico potencia gravemente el desorden alimentario. Si se puede extraer lo que se ha comido los atracones están garantizados. No es una técnica exenta de riesgos, ya que la realización del túnel atravesando el estómago y el abdomen puede provocar hemorragias y en algún caso peritonitis por salida del contenido gástrico a la cavidad abdominal. Por otro lado, este dispositivo no es permanente. Una persona no puede vivir toda la vida con una sonda de gastrostomía y por supuesto, tras la retirada de la misma la reganancia de peso está asegurada.

El único estudio que analiza los resultados de este procedimiento incluye a 170 pacientes, que deben realizar modificación en su hábito alimentario, reduciendo la ingesta, sobretodo limitando o evitando alimentos hidrocarbonados y azucarados. Aunque no disponemos de resultados definitivos ya que el estudio no ha finalizado y no existe seguimiento a largo plazo, la colaboración del paciente debe ser muy importante, ya que la sensación de hambre y plenitud postprandial no se reduce.

Las técnicas bariátricas deben reunir dos requerimientos: permitir reducir el exceso de peso y mantener el peso perdido en el tiempo. El método Aspire, aunque no es una técnica bariátrica reconocida en ninguna guía de práctica clínica, ni por ninguna sociedad científica, difícilmente conseguirá reducir el peso a valores cardiosaludables en pacientes con obesidad tipo II o tipo III, ni permitirá mantenerla a lo largo de los años.

Fuente: iqaquiron.com

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *